Holanda busca medidas contra pedofilia

Foto: Archivo AP

Por Dianeth Pérez Arreola

Según informes de la policía, este año esperan recibir muchos más reportes por pornografía infantil que los años anteriores. Durante el 2017 esperan unos 20 mil reportes de casos, comparados con los 12 mil que hubo el año pasado.

En el periódico AD, dijo Ben van Mierlo, coordinador nacional contra pornografía y turismo sexual infantil, que quienes solicitan y distribuyen material en internet, cada vez se protegen mejor y es más difícil ir tras ellos, por ejemplo mediante avanzados sistemas de encriptación y borrado.

Conseguir evidencia es también complicado, ya que los proveedores de internet ya no están obligados a almacenar los datos de navegación de sus clientes desde el 2015, así que hay veces que la policía sabe que alguien en un momento determinado distribuyó material pornográfico infantil pero no pueden probarlo.

Holanda fue demasiado lejos al permitir un partido político de pedófilos, en 2006, respaldado por la justicia por “no haber cometido ningún crimen” ante el horror de la sociedad. Cuatro años después, y tras solo 200 firmas de apoyo anónimas, los tres fundadores decidieron disolverlo en espera de “madurez social”.

Ahora tienen una asociación y una página de internet, donde cometieron el grave error de poner una foto de la princesa heredera, en 2007. El ahora rey de Holanda pidió que se retiraran las fotos y una indemnización de 50 mil euros. La Asociación retiró las fotos y pagó poco más de mil euros en gastos.

La sociedad ha tratado de prohibir esa agrupación, lo cual lograron brevemente, pero todos los tribunales por los que ha pasado el caso, argumentan “libertad de asociación” para permitir su existencia.

Pero también Holanda tiene cola que le pisen en la lucha contra la pederastia. Un ex ministro de Justicia, Joris Demmink, acusado de abusar de menores de edad en Turquía, se retiró de la vida pública tranquilamente sin haber sido llevado ante la justicia. Usando los poderes que le confería su cargo, obstruyó el camino de las denuncias en su contra y usó las investigaciones para amedrentar a sus acusadores.

El más triste caso de encubrimiento político en un tema tan delicado como el abuso infantil, sobre todo cuando se llegó a mencionar el nombre del marido de una reina de Holanda, el abuelo del actual rey.

El conocido programa del “Dr. Phil” había estado en pantalla por años en Holanda. Abruptamente fue cancelado tras la transmisión donde descubrían una red de ricos y poderosos que abusaban de niños que compraban, vendían e intercambiaban. “Cambios normales en la programación”, dijo la televisora.

Australia ha dado la sorpresa anunciando una propuesta de ley, que deja a los pedófilos sin posibilidad de salir del país a buscar víctimas sobre todo en Asia. Hay unos 20 mil pederastas con antecedentes, de los cuales unos 800 salieron el año pasado rumbo a países como Indonesia y Filipinas.

Ésta es una medida pionera en el mundo, una propuesta sin precedentes que fija la atención en los culpables y no en las víctimas como medio de prevención. La ciudadanía pide que sea aprobada y un ejemplo para otros países, a fin de prevenir los delitos contra los niños.

Deja un comentario