Foro Bellescene, un nuevo proyecto de Teatro independiente en CDMX

En el Foro Teatral Bellescene. Foto: cortesía

Entrevista a la actriz Erika Ramírez

Por Zavianny Torres Baltazar

Tuve la oportunidad de escenificar al lado de Gonzalo Vega a Doña Ana de Pantoja, en el “Don Juan Tenorio”: Ericka Ramírez.

  • Como productora independiente “Eros, Cronos y Guanatos” ya tenemos varias obras estrenadas
  • Egresada de la primera generación de “Casazul Argos Artes Escénicas”, presidida por Epigmenio Ibarra.
  • En 2010 la Asociación de Periodistas Teatrales de México la nominó como mejor actriz de monólogo, Ericka Ramírez.

Ubicado en la calle Zempoala #90 de la colonia Narvarte, se encuentra el “Foro Teatral Bellescene”, donde se representan obras teatrales, “juguetes escénicos” y lecturas dramatizadas. Al sur de la Ciudad Capital llevamos a cabo la entrevista a la actriz Ericka Ramírez.

Infancia es destino…

De cuando niña participé en un grupo musical, éramos 3 niñas, tenía 12 doce años. En la escuela hacía teatro amateur y fue en la preparatoria que me sentí que era el espacio al que pertenecía y encontré esa plataforma para expresarme. Eso me fue llevando, paso a paso, al teatro profesional.

Terminé la carrera de Ciencias de la Comunicación y Periodismo en la UNAM, y de ahí fui a un casting con el  gran director José Luis Cruz, para una obra que desde entonces me hipnotizaba: “Las vacantes de Eurípides”, dirigida por él, en el teatro Benito Juárez.

Un año después de ver esa obra, me habla mi profesor de acrobacia del CUT (Centro Universitario de Teatro de la UNAM) y me dice de una vacante. Voy hacer la audición y con una de las preguntas que me hizo, me agarró en curva al preguntarme dónde estudié – en Filosofía o en el CUT -. Aunque me quedé con el papel, me quedó la inquietud de estudiar y prepararme profesionalmente en la actuación.

Así que decidí estudiar esta segunda carrera de actuación, y soy egresada de la primera generación de “Casazul Argos Artes Escénicas”, presidida por Epigmenio Ibarra. Es el inició de mi carrera profesional en el 2001.

Al lado de actores de primera línea…

Tuve la fortuna de contar con la instrucción de grandes maestros, entre ellos, el maestro José Caballero, quien recibió el Premio a las Artes que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes, en reconocimiento a su trayectoria.

Mi primera obra profesional con él fue “Las mujeres sabias” donde actuaron, entre otras compañeras de profesión, Arcelia Ramírez, protagonista del film “Cilantro y Perejil”.

También actuaron Lisa Owen, Carmen Beato, y una serie de actrices que desde entonces admiraba profundamente, antes de tener la oportunidad de compartir escenario.

Con la obra, nos fuimos a una gira de 15 días por varios estados de la república; ésta se llamó “México en escena”, es una de las obras que recuerdo con mayor aprecio, porque compartí con actrices de primerísimo nivel y ser parte de ello me brindó una gran satisfacción profesional.

La actriz Erika Ramírez y el actor Gonzalo Vega caracterizados para Don Juan Tenorio. Foto: cortesía

Escenario compartido con un ícono de la actuación en México, Gonzalo Vega…

Fue en la obra de Don Juan Tenorio, en el papel de Doña Ana de Pantoja. Tuve la oportunidad de escenificar a su lado, incluso hicimos una pequeña gira por el país.

 Y fue la última vez que él hizo “Don Juan Tenorio”, antes de su muerte.

Algún impacto debió causarte…

¡Wow! –expresa con gesto de admiración y nostalgia – era increíble, porque Gonzalo ya estaba muy enfermo. Ensayábamos en su casa en un espacio hermosísimo que él tenía. Aún enfermo continuaba realizando lo que a le apasionaba, es decir, el teatro. De pronto decía: oigan chicos, hoy no me siento muy bien, los dejo que trabajen solos y me voy.

Pero al sentarse, increíblemente se le iba el malestar y se quedaba todo el ensayo con nosotros. Creo esa es una muestra de profesionalismo y amor por el teatro.

Además otra cosa importante de él es que tenía una confianza tal por los actores, que nos pagaba antes de las funciones, algo poco visto en este medio.

En tu trayectoria actoral tienes otras experiencias en cine y televisión y reconocimientos…

En televisión, en series de Once TV como “Trillizas”. En la serie exitosa de “Las Aparicio” interpreté a Teresa Santos, si recuerdas estuvo producida por Argos y Cadena Tres. Para Tv Azteca participé en varios capítulos de “Lo que callamos las mujeres”, lo mismo que la serie “Decisiones” para Telemundo.

En teatro, he estado en escena en más de una docena de obras como “Los motivos del lobo”, “Otelo” y varias obras de guiones originales.

Incluso en 2010 representé el monólogo “Carta de Miguel Hidalgo y Costilla a la Güera Rodríguez”, y la Asociación de Periodistas Teatrales de México me nominó como mejor actriz de monólogo.

En cine he participado en cortometrajes como “Suave es la piel”, “Anhelo”, con directores quizá no muy conocidos pero si muy profesionales. 

¿Algún vínculo con la generación del Nuevo Cine Mexicano?

No directamente. Tenemos compañeros que han trabajado con los grandes directores de esta generación. Aquí está por ejemplo Luis Fernando Peña, quie trabajó en “Amores perros” –dirigida por Alejandro González Iñárritu– él está en este foro “Bellescene”.

Pero quiero decirte que uno como actor independiente formas familias para un proyecto, convives, trabajamos juntos, pero entonces termina el proyecto y todos vamos por nuevos horizontes, donde puedes ya no coincidir en ningún otro momento.

La actriz Erika Ramírez. Foto: cortesía

Ustedes los actores, actrices son seres globales. En tu caso también se te da la vena empresarial…

Aquí donde estamos haciendo la entrevista es un pequeño Foro Teatral  Cultural denominado “Bellescene”, tenemos dos foros: uno a la italiana, que es para 73 personas, y éste que es un alternativo tipo arena, y con capacidad de 52 personas.

A dos años de iniciado el proyecto por Miguel Calderón, que también es actor, decidió convertir su departamento en teatro, por entonces llegamos cuatro actores más de una productora independiente que se llama “Eros, Cronos y Guanatos”.

Ante este escenario le ofrecimos a Miguel Calderón asociarnos, vincularnos con nuestra experiencia, los contactos y compañeros actores y él estuvo abierto a esta posibilidad e iniciamos proyecto juntos.

El teatro se estrenó el 17de julio del 2017. Apenas tenemos medio año de iniciado el proyecto.

¿Qué vicisitudes han pasado en este lapso de tiempo,  sabiendo que los proyectos culturales independientes no tienen apoyo gubernamental?

Efectivamente, las partidas presupuestales no nos llegan a nosotros. Pero hay iniciativas particulares que contrarrestan esa ausencia. Y hay quienes invierten su dinero en esto, pero sí, cada día es un reto para que funcione, para que venga la gente a consumir teatro, para que los boletos tengan un precio accesible.

En el aspecto de las presentaciones como productora independiente “Eros, Cronos y Guanatos” ya tenemos varias obras estrenadas en este espacio, una de ellas “Pan de muerto” que es un Premio Nacional de Teatro en el año 1991 y lo retomamos. Yo soy la directora.  Adrián Rubio y Rebeca Zepeda y la niña de la película “La de la mochila azul” como actores y hace un par de semanas cumplimos las 100 representaciones.

“Pan de muerto” es una obra bellísima, cien por ciento mexicana. Que ya acumula más de dos mil representaciones y que interpreta el papá de Rebeca Zepeda, que es José Alonso, quien es considerado un gran actor en México en el mundo del cine y la televisión.

Planes, proyectos…

Empezamos un nuevo proyecto que dirige Ricardo Bianchi, que es el de “Crónicas desquiciadas” una obra de la escritora venezolana Indira Páez, que trata de cuadros de gente que, en apariencia está bien, pero conforme avanza la obra se va develando cierto desquiciamiento, el público se divierte mucho al escucharlas.

También tenemos lecturas dramatizadas de los clásicos como Shakespeare, Moliere, Ibsen, Chéjov, en voz de distintos actores y actrices que invitamos. Y por supuesto, escritores mexicanos y del boom latinoamericano.

Algo que quieras decir a nuestros lectores de Los Ángeles Press

Coincidentemente la directora Rocío Carrillo –con quien en ocasiones trabajo– montaremos una obra denominada “Reunidos”, para la Universidad Metropolitana.

Y Rocío Carrillo está por estrenar la obra  “El viaje de Ema o quemar las naves” justamente en Los Ángeles, en un festival de teatro. Esperamos que tengan la oportunidad de asistir a la función.

Otro tema que deseo compartir con sus lectores es mi preocupación por el tema de los migrantes, en el que hay una situación bastante fuerte y difícil a la que ellos están, estamos, expuestos.

En el caso del artista Ricardo Bianchi ha padecido este flagelo de la sociedad moderna, si para uno como actor es difícil desarrollarse en su lugar de origen, para los inmigrantes es doblemente complicado. Imagínate quienes nos vamos al extranjero y empezamos de cero. Cuando lo ideal sería que fuéramos ciudadanos del mundo.

Deja un comentario