Connect with us

Estados Unidos

Feminicidios de Juárez podrían investigarse como crímenes de lesa humanidad: abogada internacional

Los crímenes de género pueden considerarse de lesa humanidad si se perpetran de manera sistemática y con la complicidad del estado.

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

La abogada internacional Almudena Bernabeu ha sido postulada para ser elegida como una de las 100 personas más influyentes en lista de la revista estadounidense Time. La búsqueda de la justicia en crímenes de lesa humanidad en África, Balcanes y Latinoamérica, la ha destacado en el campo de los derechos humanos, en el Centro de Justicia y Responsabilidad. Una tarea nada fácil en regiones marcadas por el machismo y la violencia contra las mujeres como es Centroamérica.

Bernabeu, española de origen, ha llevado ante los tribunales de su país, el caso de genocidio de mujeres indígenas en Guatemala para hacer justicia universal como crímenes de género y el caso de la masacre de jesuistas españoles en 1989, por altos militares de El Salvador.

En entrevista para Los Ángeles Press habla sobre los feminicidios de Ciudad Juárez, su definición en materia judicial y sus principales obstáculos para reparar el daño a las familias de las víctimas: la impunidad y la complicidad del estado mexicano.

Almudena Bernabeu, Centro de Justicia y Responsabilidad, en San Francisco

Guadalupe Lizárraga: ¿Cuál es el principal estímulo que ha tenido para hacer una carrera en la búsqueda de justicia en crímenes de lesa humanidad?

Almudena Bernabeu: Lo cierto es que no ha habido un sólo estímulo, nada que pueda identificar. Desde que era muy pequeña siempre me interesó estar, trabajar y echar una mano a la gente. Percibir algo como injusto siempre me ha generado repulsa y algo de rabia, burlas de niños, compañeras gitanas excluidas, que sé yo. Desde que tengo memoria me han afectado mucho esas cosas y he tenido necesidad de cambiarlas de algún modo. Sé que iba a acabar haciendo esto, la cuestión era cómo y dónde. El Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA) fue el sitio perfecto. Ha crecido y se ha desarrollado conmigo: es como una segunda piel y juntas hemos encontrado la horma de mi zapato profesional.

GL: ¿Por qué voltear a Latinoamérica? ¿Consideraría que hay una cierta discriminación moral para hacer justicia en esta región continental con respecto a otras zonas más legitimadas en materia de derechos humanos?

AB: Latinoamérica siempre ha sido una región que me ha importado mucho. Todo lo acontecido en los años 70 y 80. La situación pos-regímenes militares y dictaduras iba a generar importantes cambios, como está ocurriendo. Por ser española además, y por entrar en contacto con la región muy temprano, el cariño, el deseo de conocerla mejor, siempre fue muy importante para mí. La conexión entre EEUU y la región, la comunidad de refugiados, por ejemplo, también hicieron que fuera más evidente la necesidad de empezar el trabajo por esta región.

GL: Los crímenes contra las mujeres jóvenes en Ciudad Juárez son minimizados por las autoridades y los medios, y sin mayor precisión se los atribuyen a entelequias como “los narcos”, “las bandas locales de criminales” o “asesinos seriales”. Sin nombre ni apellidos, y son crímenes que han quedado en completa impunidad. ¿Cuál sería la forma correcta jurídicamente hablando para enfrentar la impunidad?

AB: Ésta es una pregunta muy general y no estoy segura de entenderla bien, pero efectivamente, creo que habría que atajar el problema desde una perspectiva del tratamiento que reciben las mujeres. Es decir, desde una perspectiva antropológica y cultural, desde una perspectiva de la violencia de género. Y por otro lado, efectivamente, desde las causas, para que eso permitiera concretar quiénes son los responsables, que -efectivamente- no siempre ni en todos los casos, ni mucho menos, son narcos o redes criminales. Responde simplemente una concepción de la mujer como algo desechable, y el no tener miedo a las consecuencias es lo que ha hecho de estos crímenes un problema desproporcionado.

GL: Ante la participación individual de militares, policías federales y municipales en los crímenes contra las mujeres de Juárez, ya algunos casos documentados por organismos internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional, y otros casos aceptados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ¿podemos llamar a estos crímenes de lesa humanidad?

AB: Se trata de crímenes que se producen de forma sistemática y generalizada, sí, contra un grupo, las mujeres. Y al participar agentes del estado y el estado ser cómplice, efectivamente, se trata de crímenes de lesa humanidad.

GL: Las autoridades insisten en que es un problema “doméstico” o local. Sin embargo, nuestras investigaciones dan evidencia de que a algunas  jóvenes las han cruzado a Estados Unidos. De que han participado deliberadamente las autoridades en la corrupción de las investigaciones. Y hemos publicado testimonios que denuncian a las mismas autoridades de represión y acoso por investigar o denunciar estos crímenes. En estos últimos años, se ha incrementado el número de peticiones de asilo político por casos como éstos. ¿Desde su punto de vista, la dimensión del problema no está en las víctimas ni en su carácter de indefensión ante el Estado? Para que un problema local pueda ser llevado a un tribunal internacional, ¿qué características tendría que cumplir la definición de estos crímenes para nombrarlo de lesa humanidad y buscar justicia internacional?

AB: Como decía más arriba, una de los elementos más graves del problema no es la indefensión de las víctimas, sino la percepción que de ellas tienen quienes cometen los crímenes, quienes creen que pueden hacer uso de las mujeres de ese modo, tratarlas así, cogerlas, raptarlas, violarlas, asesinarlas de ese modo. La falta de igualdad entre hombres y mujeres, la subestimación de las mujeres, la mal entendida “superioridad masculina”, en esta cultura está en la raíz del problema. Sí, efectivamente, la escala de asesinatos, el volumen, la gravedad, y la aquiescencia del estado hace que los casos pudieran ser investigados por la Corte Interamericana y poco a poco, por tribunales internacionales con jurisdicción para este tipo de crímenes.

Almudena Bernabeu con sobrevivientes del genocidio de Guatemala Foto: CC di Renata Avila

GL: ¿Puede haber justicia sin reparación del daño a las víctimas? La pregunta parecería una obviedad, pero es lo que está haciendo el estado mexicano con las familias de las desaparecidas, entregadas como restos óseos tiempo después. Al entregar una osamenta identificada como una de las desaparecidas, se considera cerrado el caso y no se investiga la línea de la responsabilidad. La familia, con todo el dolor que ha sufrido, acepta la situación como “menos peor”, porque ya supo de su hija.

AB: No, no hay justicia sin establecer quiénes son los responsables. Habría reparación si, por ejemplo, se les diera una cantidad de dinero, qué sé yo. Pero sin una investigación efectiva, contemporánea, formal, y bien intencionada destinada a averiguar quién está detrás de estos crímenes, no hay justicia, sólo hay burla y perpetuación de la desesperación de los familiares.

*  *  *

Usted puede apoyar a la abogada Almudena Bernabeu con su voto, directamente en la revista TIME en este enlace.

 

Estados Unidos

Trump podría enfrentar ‘demanda penal amplia’ por su papel al frente del asalto al Capitolio

Published

on

By

 

  • El expresidente sabía que sus partidarios estaban armados cuando les animó a marchar al Capitolio, y quería entrar él mismo como parte del asalto, según la declaración de una responsable de su equipo ante la comisión de investigación del Congreso

Por Hugo Lowell

Washington, DC.- Donald Trump y sus dos asesores más cercanos podrían afrontar una demanda penal amplia por el asalto al Capitolio tras el testimonio sobre sus posibles actos ilegales que dio el pasado jueves la exasesora de la Casa Blanca Cassidy Hutchinson durante una audiencia especial de la comisión de investigación de la Cámara de Representantes sobre lo sucedido el 6 de enero de 2021.

Una de las revelaciones significativas del testimonio de Hutchinson es que el expresidente sabía que sus partidarios estaban armados y que, probablemente, tenían la intención de causar daño cuando les dijo que se dirigieran al Capitolio.

Hutchinson testificó bajo juramento que Trump estaba muy enfadado porque algunos de sus simpatizantes, reunidos en la explanada frente al Capitolio, no estaban pasando el perímetro de seguridad para participar del mitin “Save America” en el parque público donde él iba a hacer sus declaraciones.

Los simpatizantes no querían pasar el control de seguridad, dijo Hutchinson, porque muchos iban armados con cuchillos, cuchillas, espráis de pimienta y, según se supo después, pistolas. No querían entregar sus armas al servicio secreto para asistir al mitin.

“Me da igual que tengan armas, no han venido a hacerme daño”, exclamó Trump en un extraordinario arrebato de furia, de acuerdo con el testimonio de Hutchinson. “Dejen entrar a mi gente, pueden marchar al Capitolio desde aquí, dejen entrar a la gente, quiten los putos mags [magnetómetros, usados para detectar armas]”.

La reacción del expresidente es importante por dos razones: deja claro que había sido informado sobre las armas que portaban sus simpatizantes y sabía que esas personas, armadas, pretendían hacer una marcha no autorizada hacia el Capitolio.

Trump subió a continuación al escenario del mitin y dijo a sus partidarios del parque y de los alrededores del monumento a Washington que marcharía al Capitolio junto a ellos, proporcionándoles el mayor incentivo para acudir a la sesión conjunta del Congreso que tenía que certificar la victoria de Joe Biden y Kamala Harris.

Trump quería indultos presidenciales preventivos

El expresidente hizo estos comentarios, según Hutchinson, en contra de la opinión del abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que trataba desesperadamente de impedir que Trump y su jefe de gabinete, Mark Meadows, fueran al Capitolio por temor a las posible consecuencias legales.

“Nos van a acusar de todos los delitos imaginables”, dijo Cipollone a Hutchinson en la mañana del 6 de enero sobre las intenciones de Trump de marchar hacia el Capitolio, algo que podría representar obstrucción de un procedimiento oficial y fraude contra los Estados Unidos.

El análisis legal de Cipollone fue clarividente: incluso antes de escuchar a Hutchinson por primera vez a principios de este año (a puerta cerrada), la comisión de investigación del Congreso ya sostenía que Trump y sus asesores principales habían violado múltiples leyes federales el 6 de enero de 2021.

En la audiencia especial, Hutchinson también reveló que inmediatamente después del ataque al Capitolio Meadows y el entonces abogado de Trump, Rudy Giuliani, expresaron su interés en recibir indultos presidenciales preventivos.

La revelación de Hutchinson marca un nuevo hito en la conciencia de culpabilidad, o el temor de haber cometido un delito, que tenían los asesores más cercanos a Trump, su abogado John Eastman y al menos media docena de congresistas republicanos.

Cassidy Hutchinson, ex asesora del jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump, testificando en el Capitolio. EFE/EPA/Andrew Harnik

Al hablar del interés de Giuliani en un indulto, Hutchinson también testificó sobre otro posible delito que podría haber cometido el abogado de Trump por el aparente conocimiento de los planes para el 6 de enero que tenían los grupos de extrema derecha Oath Keepers y Proud Boys.

Según las declaraciones de Hutchinson, en los días previos al ataque al Capitolio, las palabras Oath Keepers y Proud Boys se escucharon en la Casa Blanca durante visitas de Giuliani.

La nueva conexión entre Giuliani, los Oath Keepers y los Proud Boysha hecho surgir el fantasma de que el entonces abogado del expresidente estaba perfectamente al tanto de las intenciones que tenían los dos grupos de extrema derecha. Los miembros principales de las dos formaciones han sido acusados de conspiración para la rebelión.

Sala de guerra

En la víspera del ataque al Capitolio, Trump instruyó a Meadows para que hablara con el activista político de extrema derecha Roger Stone y con el que había sido su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, una instrucción que el jefe de gabinete siguió, según el testimonio de Hutchinson.

Meadows planteó en repetidas ocasiones la posibilidad de ir hasta el lugar donde se reunía el círculo de Trump en el hotel Willard de Washington, aunque luego comenzó a tener dudas y en vez de eso terminó haciendo una llamada a dicha sala de guerra, según Hutchinson.

Fue entonces cuando Trump llamó desde la Casa Blanca a Giuliani y al grupo de abogados que trabajaba para él en el hotel Willard para debatir sobre posibles formas de impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

La conexión de Meadows con este equipo de Trump parece tan importante como la de Giuliani con los grupos de extrema derecha. Entre otras razones, porque el hotel Willard también era la sede de Roger Stone, relacionado con los Proud Boys, y de Flynn, que en otra época trabajó con los Oath Keepers.

La congresista republicana Liz Cheney, vicepresidenta de la comisión de investigación del 6 de enero, terminó la audiencia especial del jueves con pruebas de un posible intento de manipulación de testigos por parte de personas aparentemente cercanas al expresidente. En una llamada de tono mafioso, a un testigo le dijeron que Trump sabía que todos seguirían siendo “leales”.

***

Traducción de Francisco de Zárate

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Estados Unidos

¿Cómo encontrar a familiares de migrantes fallecidos que iban dentro de un tráiler en Texas?

Published

on

By

SAN ANTONIO – Tras la muerte de cincuenta migrantes y más de una docena heridos por haber estado hacinados, sin aire, en el remolque de un camión de carga, con temperaturas de más de cien grados transitando por el estado de Texas, las autoridades de Estados Unidos y las Américas han dirigido sus esfuerzos hacia la identificación de las víctimas.

El Consulado General de México en San Antonio estaría ayudando a coordinar los esfuerzos de identificación de las víctimas, y alentó a cualquier persona que crea que uno de sus familiares iba en el camión que se comunique al 210-872-4386.

También se pidió tener paciencia, pues se espera que la línea telefónica se encuentre saturada.

“Estamos recopilando la información sobre la nacionalidad de las víctimas y de las personas heridas”, declaró el cónsul Rubén Minutti Zanatta. “Estamos en contacto con las autoridades locales y en espera del informe de las autoridades federales de los Estados Unidos.”

Por otra parte, el Consulado de Guatemala ofreció las siguientes líneas de emergencia:

  • McAllen
    • 956-800-7351
    • 956-900-2736
  • Del Río
    • 830-308-3870

Estos son los números telefónicos para los consulados de Honduras y El Salvador:

  • Honduras: 346-352-3176
  • El Salvador: 956-612-3306

El tráiler con los migrantes fue encontrado la tarde de este lunes en una zona rural del suroeste de San Antonio, Texas. De los migrantes, se sabe que 22 eran mexicanos, siete guatemaltecos, dos hondureños, y la nacionalidad de 19 aún está por determinarse.

Información: consulados.
Continue Reading

Qué sucede en Estados Unidos

Biden sobre el fallo del aborto de la Corte Suprema: un día triste para el país, pero esto no ha terminado

Published

on

By

 

Por Javier Biosca/eldiario.es

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha afirmado que hoy “es un día triste” para el Tribunal Supremo y para el país, después de que la corte revocara el derecho constitucional al aborto, casi medio siglo después de que se consagró como un derecho, tras la decisión del alto tribunal controlado por una mayoría de jueces conservadores que ha revocado la histórica decisión de 1973 Roe v Wade.

Si bien no ilegaliza el aborto en EEUU, esta decisión supone que cada estado será libre de regularlo como quiera. Por lo que el presidente de los Estado Unidos, Joe Biden, señaló que “El Tribunal Supremo de EEUU ha quitado un derecho constitucional al pueblo estadounidense. No lo ha limitado, simplemente lo ha quitado. Es un día triste para el tribunal y para el país”, ha dicho el presidente Biden en un discurso.

“Han sido tres jueces, Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett –los últimos tres nombrados por Donald Trump, los que están en el núcleo de esta decisión. No se equivoquen, esto es una decisión que viene de un esfuerzo deliberado. Es una realización de una ideología extrema. El tribunal ha hecho lo que nunca había hecho antes”, ha añadido el mandatario, que ha afirmado que hay leyes estatales que prohíben el aborto que entrarán en vigor este mismo viernes.

Biden ha indicado que la mayoría conservadora del Tribunal Supremo demuestra “lo extrema que es y lo alejada que está de la mayoría de este país”. “Ha convertido a Estados Unidos en un país atípico entre las naciones desarrolladas del mundo. Mi administración utilizará todos sus poderes legales apropiados”, ha asegurado durante su intervención.

El presidente también ha instado a la población estadounidense a movilizarse: “El Congreso debe actuar, pero con su voto, ustedes pueden actuar. Ustedes pueden tener la última palabra. Esto no ha terminado”, ha indicado.

***

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: