Elecciones y la agenda de justicias pendientes en México

Exgobernadores del PRI al banquillo de los acusados por corrupción Foto: composición en detalle de Reporte índigo

Rodolfo Soriano Núñez*

Esta semana estuvo marcada por cinco hechos importantes. Por una parte, el encuentro que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad sostuvo con los cuatro candidatos a la presidencia de la República.

En segundo lugar, el anuncio del inicio de un proceso judicial en México contra los exgobernadores de Tamaulipas Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, además de otras 30 personas, algunas de ellas exfuncionarios del gobierno de esa entidad por estar involucradas en actividades económicas con recursos provenientes del narcotráfico.

En tercer lugar, están las reacciones a la encuesta que publicó el diario Reforma, de la que destacan varios hechos. El primero que confirma la posición de Josefina Vázquez Mota como tercer lugar de la contienda. Segundo que asciende a Andrés Manuel López Obrador y que lo hace a sólo cuatros puntos del líder Enrique Peña Nieto.

Están también las actividades del movimiento Yo soy 132 que ha pasado rápidamente de ser un movimiento de protesta a convertirse en una organización paraguas, que lo mismo busca involucrarse en el desarrollo del proceso electoral actualmente en curso, que apoyar a otros movimientos como el de los padres de las víctimas de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora.

Finalmente, el hecho que se cumplió el plazo para que los candidatos declinaran o fueran sustituidos por sus partidos y no hubo cambios en la lista de aspirantes a la presidencia de la República.

Sicilia y los candidatos

El encuentro de Javier Sicilia con los cuatro candidatos a la presidencia de la República ya lo comenté con algún detalle previamente. Quien desee leer lo que dije en su momento puede leerlo aquí.

Insisto en que la preocupación de Sicilia y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad es visibilizar la situación de las víctimas de la violencia. No sólo las que han sufrido abusos de la policía o el Ejército, como en Atenco, sino también las que padecen los excesos de las organizaciones criminales.

También creo que algo que se ha perdido en los insultos a don Javier, es que él no tiene ningún compromiso con ninguno de los candidatos. Y que él logró que la señora Josefina Vázquez Mota sea la primera líder del PAN en reconocer errores y, sobre todo, que el señor Enrique Peña enfrentara a las víctimas de los excesos de la policía estatal mexiquense en el contexto del conflicto en Atenco. Esto no es poca cosa.

No sólo eso.

Por primera vez, los candidatos fueron obligados a escuchar críticas, directas, sin filtros, por las malas decisiones de sus gobiernos o de los gobiernos en los que han participado.

Justicia Politizada

En lo que hace a las averiguaciones sobre las actividades del exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington era sólo cuestión de tiempo para que esa “bomba” explotara. Como se sabía, dada la experiencia de elecciones previas durante el gobierno de Felipe Calderón, las vísperas de la elección presidencial son el tiempo en el que se anuncian causas judiciales contra los adversarios del PAN.

No sólo eso.

Ya desde principios de año se sabía que había la intención de ir contra la clase política tamaulipeca. Se dijo, por ejemplo, que se habían girado órdenes para impedir la salida de varios exgobernadores de Tamaulipas y sus familias.

Que se dé a conocer el proceso contra Yarrington y Hernández no sorprende en sí mismo.

Más bien confirma lo que ya se sabía que iba a ocurrir y obliga a preguntarse qué tan lejos irá el gobierno federal con esta estrategia.

Esto es más grave dada la experiencia que el país vivió con el Michoacanazo, que de 38 detenidos en lo que se quiso presentar como un macro-proceso al estilo de los que la justicia italiana ha desarrollado antes, se llegó a nada.

O al menos eso creíamos hasta ayer, que el Consejo de la Judicatura Federal dio a conocer, por una parte, la suspensión de Efraín Cázares López, el juez responsable de la liberación en la primera instancia de los inculpados por el Michoacanazo, así como de Jesús Guadalupe Luna Altamirano, titular del tercer tribunal unitario penal del DF, que ordenó la liberación de Arturo El Culebro Arredondo, a quien el gobierno federal acusa de lavar recursos del narcotráfico. El juez Cázares López aparentemente habría huido apenas supo de su suspensión.

Es necesario preguntar si las filtraciones acerca de la cena del 24 de mayo en que participaron, entre otros, Luis Creel, primo de Santiago Creel, y Luis Mandoki, en la que—según algunas versiones—se habrían pedido donaciones a empresarios mexicanos, siguen o no la misma lógica que los anuncios sobre las averiguaciones contra los exgobenadores Yarrington y Hernández.

Por lo pronto, la filtración del audio de esa cena ya logró distraer la atención de la elección en sí misma y logró desviarla a temas francamente irrelevantes como el de si los empresarios del país apoyan o no a tal o cual candidato, algo que está previsto por la ley y que sólo se convierte en delito en la medida que se rebasen los topes de campaña o los límites que la legislación establece para esas donaciones. (Véase aquí para un estudio comparativo del financiamiento de los partidos políticos y sus actividades en América Latina).

Hay mayores razones para considerar que pudiera ser así cuando se considera el hecho que en todas las encuestas la candidata del Partido Acción Nacional, doña Josefina Vázquez Mota, aparece ya en el tercer lugar de la contienda.

Pegarle al PRI, a López Obrador y a los militares en los frentes ya señalados es consistente con el patrón de desempeño de la Procuraduría General de la República en el actual gobierno.

En el caso concreto de López Obrador, golpea el argumento de su autonomía, de la falta de compromisos o de componendas, respecto del empresariado y, por otra parte, abre la puerta a posibles averiguaciones judiciales contra el candidato de Morena.

Tristemente, una de las tareas que el PAN de los 1980 y 1990 identificaba en sus plataformas y declaraciones como prioritaria, la de des-politizar y profesionalizar el desempeño de la Procuraduría General de la República no se cumplió en los doce años de gobiernos del PAN.

De hecho habría razones para suponer que la PGR politizó todavía más su desempeño en los últimos seis años, como lo demuestran las filtraciones y operativos que la PGR y otros órganos de gobierno realizan cada vez que el país se acerca a una fecha electoral.

El caso más evidente fue el de Jorge Hank Rohn, quien fue detenido la madrugada del 4 de junio de 2011, cuando faltaba —como ahora— un mes para que se celebraran las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit e Hidalgo.

Y lo de menos sería que esas filtraciones ocurrieran, es uno de los riesgos de vivir en regímenes democráticos y con libertad de prensa.

El problema más grave es que nada resulta de esas filtraciones. Lo único que queda en el ánimo es una sensación de profunda insatisfacción por la incapacidad del gobierno para resolver los problemas que le competen más directamente.

No es de sorprender, en ese sentido, que las filtraciones hayan perdido incluso su eficacia como armas electorales y que, al final del día sólo sirvan, en el mejor de los casos, para movilizar a la base electoral del Partido Acción Nacional y evitar, de esa manera, peores catástrofes para ese partido.

En este sentido, es inevitable preguntar si los arrestos de militares que han sido ampliamente publicitados en las últimas semanas también obedecen a una lógica electoral y busquen evitar las críticas de los únicos militares que pueden hablar libremente, los militares retirados del servicio, contra la manera en que se han utilizado las Fuerzas Armadas por parte del actual gobierno.

Tampoco ayuda, en este tema, la debilidad mostrada por la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales que fue el blanco, durante y luego de la elección de gobernador en Michoacán, de muy severos cuestionamientos tanto de los dirigentes y candidata del PAN, como de los dirigentes y candidato del PRD.

El relevo que resultó de esas críticas y que llevó a Imelda Calvillo Tello a la Fepade no atacó el problema de fondo, que es el de la confianza en el desempeño de una instancia que debería ser crucial para la realización de las elecciones en México. Ése era un cargo que necesita una persona con un perfil de mayor credibilidad, alguien como José Luis Soberanes, o algún otro excomisionado de derechos humanos de alguna de las entidades más importantes de la República.

Las encuestas

En lo que hace a las encuestas, la encuesta más irregular en su presentación ha sido la del diario Reforma. De hecho, la ausencia de encuestas de Reforma a principios de año motivó todo tipo de preguntas que nunca fueron contestadas directamente por ese diario.

Lo que hubo, más bien, fueron conjeturas. Una de las más interesantes es la que Federico Arreola públicó en febrero de este año.

Decía Arreola que Reforma no publicaba encuestas porque no era del agrado de Alejandro Junco de la Vega, el dueño de Reforma, el que Peña Nieto estaba en primer lugar y, sobre todo, porque la candidata del PAN aparecía muy lejos del primer lugar en las encuestas que ese diario tenía pero no publicaba.

Una sola encuesta no modifica la información del conjunto de las encuestas disponibles actualmente. Sin embargo, también creo que el hecho que Reforma haya publicado una encuesta en la que López Obrador aparece en segundo lugar y a sólo 4 puntos del primer puede ser el aditivo que la campaña del exjefe de gobierno de la capital necesita para movilizar a su base, pero también, me parece, obligará a que tanto el entorno de López Obrador como los panistas definan de manera más precisa sus posiciones para el cierre de las campañas.

En el caso del entorno de López Obrador sorprende que quienes hace dos semanas se declararan escépticos de las encuestas y hurgaran en libros de los 1960 y 1970 argumentos en contra de las encuestas, de buenas a primeras, se presenten ahora como discípulos de Pitágoras dispuestos a creer en una sola encuesta que, insisto, ha sido la más irregular y la más politizada en la publicación de sus resultados.

Los panistas tendrán que decidir si efectivamente es cierto que lo peor que le puede pasar a México es el regreso del PRI y, en consecuencia, promoverán el voto por Andrés Manuel López Obrador, o si darán la razón a expanistas como la diputada local Lía Limón, que esta semana anunció su apoyo a Peña Nieto.

Lo que los panistas deben decidir, como ya lo señalé cuando Manuel Espino anunció su apoyo a Peña Nieto, es si efectivamente López Obrador dejó de ser el “peligro para México” que la propaganda de Calderón taladró en sus mentes.

También creo que mucho le ayudaría a la campaña de López Obrador que tuviera gestos hacia los potenciales electores insatisfechos con el desempeño de Josefina Vázquez Mota.

Como señalé en otro texto, a panistas y perredistas les ganan más la desconfianza y odios acumulados entre ellos y que unos y otros creen que, después de la elección, tendrán ventajas para negociar con un Peña Nieto más o menos debilitado por el cierre de la campaña y los efectos de las marchas en su contra.

Habrá que ver también si las encuestas que se publican de manera más regular y que permiten—por ello—una mejor medición de los efectos de algunos hechos concretos, como las de GEA-ISA, de Parametría y de Consulta Mitofsky, reflejan algún cambio en sus tendencias como resultado de la publicación de la encuesta de Reforma o si, más bien, esta encuesta simplemente pasará a ser una anomalía estadística.

 Algo preocupante, por cierto, es que en este contexto se trate de responsabilizar a la encuesta de Reforma y, de manera más concreta a López Obrador, de las variaciones tan pronunciadas en la cotización del peso frente al dólar de esta semana.

Que se diga eso en un contexto mundial en el que la demanda por dólares ha crecido como respuesta a la crisis en curso en Grecia y otras naciones europeas que podrían abandonar el euro es simplemente irresponsable y se alinea con las estrategias del miedo propias de elecciones marcadas por la desconfianza y la falta de propuestas. El dólar se ha apreciado no sólo frente al peso mexicano, sino frente a muchas otras monedas por los temores de las consecuencias que podría tener una reorganización de la zona euro.

La gráfica 1, permite observar cómo se ha comportado la cotización del Índice del Dólar de Dow Jones en el último año. Nótese la crecida constante en la demanda de la moneda estadunidense.

Que el dólar es ahora la moneda de refugio está ampliamente documentado tanto por empresas serias de análisis financiero, como la ya referida Dow Jones, como por especuladores. Es el caso de The Daily Reckoning, que hablan de cómo la libra esterlina perdió esa función frente al dólar a pesar de los problemas de la economía de EU, o de equities.com que ya desde abril hablaba de la corrida a favor del dólar como moneda de refugio dada la crisis europea, o este otro sitio canadiense que ya a mediados de mayo hablaba de cómo los inversionistas abandonaban el oro y el euro para refugiarse en el dólar.

No sólo eso. The Financial Times señaló por medio de una de sus bitácoras que el miedo al candidato López Obrador era una exageración.

El Movimiento #YoSoy132

En lo que hace al movimiento Yo soy 132, creo que sin demeritar este movimiento social, es importante comprender sus propias características y el hecho que responde, en cada institución educativa, a lógicas muy distintas, así como el hecho que no es un movimiento representativo de toda la juventud, ni siquiera de toda la juventud mexicana que estudia en instituciones de educación superior. Creo, por ello, que es difícil esperar que Yo soy 132 sea, por sí mismo, la respuesta a los problemas que México, aunque ciertamente puede ayudar a encontrar soluciones a los problemas del país.

Uno de los riesgos de Yo soy 132 son los intentos de políticos del PAN de subordinar a este movimiento a sus intereses. No es difícil comprender por qué en la medida que Yo soy 132 nace como resultado de la protesta organizada con motivo de la visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana, así como el hecho que este movimiento no se exprese claramente acerca del hecho que los problemas del país hoy no son sólo el resultado de los 70 años de gobiernos del PRI.

Nuestros problemas son resultado también de la manera en que la transición de 2000 se malogró gracias al desdén, el amiguismo y la arrogancia con la que se trató de resolver el problema del narcotráfico en los últimos doce años. Lo que es más, Calderón se jactó de no ser el blanco de esas protestas, hecho que inevitablemente obliga a preguntarse cómo es que ha salido tan bien librado.

Sin embargo, no son los únicos intentos de subordinación. México ha sido desde hace varios años el campo de batalla de una guerra por el espectro radioeléctrico y, en este sentido, no sería difícil que los adversarios de Televisa y TV Azteca en esta guerra, como el Grupo Carso, intentaran aprovecharse del movimiento.

Como sea, la política ofrece posibilidades infinitas.

Los jóvenes de Yo soy 132 tienen frente a sí un campo libre para encauzar el descontento que existe pero no se manifiesta en México. La pregunta es qué tan capaces serán para resistir los intentos de instrumentalización y, sobre todo, qué tanta capacidad tendrán para incorporar otras demandas distintas a las que les dieron origen sin perder su identidad y sin subordinarse a los intereses de otras organizaciones.

Sin cambios hasta el final

Finalmente, se cumplió el plazo para que se hicieran cambios en las candidaturas. Seguimos como empezamos, pero ahora en un contexto de más clara polarización entre las candidaturas de Enrique Peña y Andrés Manuel López Obrador.

En un contexto así es inevitable preguntarse qué harán los panistas.

En 2000, Vicente Fox, candidato del PAN logró sacar algunos puntos de ventaja a Francisco Labastida porque en el seno de la izquierda surgió un movimiento que pedía el “voto útil” de la izquierda para Fox.

En 2006, de manera informal, un puñado de gobernadores y exgobernadores del PRI, insatisfechos con la mala campaña de Roberto Madrazo Pintado, decidieron—a instancias de Elba Esther Gordillo—apoyar a Felipe Calderón. No está claro qué tanto le sirvió ese apoyo a Calderón, pero está claro que lo pagó a precio de oro, con los recursos del ISSSTE y de la SEP.

La pregunta ahora, en 2012, es en qué sentido se moverá el “voto útil”.

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

5 thoughts on “Elecciones y la agenda de justicias pendientes en México

  1. EN MI OPINION EL VOTO UTIL YA ESTA ARREGLADO, SERA DE LOS PRIISTAS PARA JOSEFINA. EL MICHOACANAZO, COAHUILAZO, NAYARITAZO E INCLUSO ERUBIELAZO FUERON EXPERIMENTOS PARA AFINAR LA ESTRATEGIA RUMBO A LA PRESIDENCIA.

    SI NO YA FALTA POCO, DE NO SER ASI, EL VOTO UTIL DE LOS PANISTAS SERA PARA AMLO. NO EXISTEN CONDICIONES EN TODO EL PAIS PARA QUE SE LE DE AL PRI, EL REPUDIO HACIA EPN ES DE LA MISMA DIMENSON ENTRE PANISTAS Y PERREDISTAS

    1. NO ENTIENDO EL PORQUE DE ESE TEMOR A EXPONER A LOS VERDADEROS PROTAGONISTAS DE ESAS NARCO EJECUCIONES POLÍTICAS. EXCEPCIÓN HECHA A LA VALIENTE Y TEMERARIA LIC. LIZÁRRAGA. A LA FECHA Y DESPUÉS DE CASÍ 6 AÑOS Y CON TODO EL DOLOR DE UNA FAMILIA ENLUTADA NADIE QUIERE SABER ACERCA DE LO DE MI HERMANO:

      INDAGATORIA DE NARCO ASESINATO POLÍTICO:

      IN MEMORIAM DEL LIC. RENÉ H. NIETO C. Q.E.P.D. 14 ene 1960 – 17 ago 2006
      Mi hermano, juez federal de Almoloya, La Palma, Toluca, Edo. de México que NO se sometió a los “caprichos” de Enrique Peña Nieto, actual canditato del PRI a la Presidencia de México, cuando le “ordenó” (entre sobornos, cohechos, amenazas, extorsiones, etc.) aumentara las penas carcelarias a los de Atenco y a sus narco amigos políticos que les disminuyera las penas carcelarias para que solo pagaran “fianzas”. Al NO hacerle caso lo acribilló el 17 de agosto del 2006. Mi hermano pre-mortem, con mucho conocimiento de causa, me pidió callar durante 6 años para proteger a la familia porque él tenía múltiples amenazas y extorsiones de los narco sicarios políticos del entonces gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto. De las investigaciones personales se ha avanzado bastante conforme a lo que se referirá pero respecto a las investigación s de la PGR en el Edo. de México están estancadas.
      No había iniciado mi demanda por los siguientes verdaderos y valederos motivos:
      1.- El Deseo pre-mortem de mi hermano Juez Federal de Almoloya René H. Nieto Contreras. Él sabía a la clase de narco delincuentes políticos a los que se estaba enfrentando y a lo que los familiares íbamos a enfrentar y en esos momentos era mejor permanecer en el anonimato. Me pidió mi hermano, con mucha sabiduría, que en caso de que sucediera su muerte, dejase transcurrir 6 años para que se retiraran los principales narco políticos actores. Desgraciadamente siguen en escena y gracias a la valentía de los “yo soy 132” creo que hay que afrontar lo que venga.
      2.-Por proteger a la familia puesto que estábamos amenazados de muerte y hasta la fecha siguen la narco extorsiones con sus amenazas y vigilancia.
      3.-Porque la PGJ del Edo. de México, siempre nos engañó aduciendo que ya habían detenido a los “presuntos culpables” y siempre los liberaban por faltas de pruebas por ser solo “chivos expiatorios”. Procuraduría General de la República (PGR) anunció que se hará cargo de la investigación y que inició la averiguación previa PGR/MEX/TOL/ V/790/2006.
      4.-Que se estaba investigando un “asesinato de estado” y que solo ellos (la federación por medio de la PGR) podrían realizar las indagatorias pertinentes. Que si me metía “entre las patas de los caballos” podría salir lastimado = amenazas sobre amenazas.
      5.-Mientras tanto empecé a investigar a mi costo y fuera de sus procuradurías. Salieron implicados 50 personas desde el narco juez federal (en ese entonces) Juan Pedro Contreras hasta grandes personalidades de la política actual. Por lógica no externo la mayoría de nombres en el presente porque en realidad esto es mi protección. Los llamó desde EPN y sus secuaces “Alí Babá y sus 50 cabr….” Al conocerlos con sus filiaciones familiares, con el narco y sus “amistades” me es más fácil estar protegido. Esta lista e indagatoria personal la daré solo a las personas adecuadas.

  2. RAZONAR EL VOTO ES MUY IMPORTANTE DEJAR GANAR AL PRI PAN ES LA CONTINUIDAD DE LA IMPUNIDAD DE LOS EX GOBERNADORS, FUNCIONARIOS DE PEMEX Y OTRAS DEPEDENCIAs, las componendas, que las grandes empresas sigan sin pagar impuesto Y LO MAS DELICADO, QUE LAS TELEVISORAS SIGAN IDIOTIZANDO AL PUEBLO DE MEXICO RAZONAR EL VOTO NO VOTES POR LOS PARTIDOS PEQUENOS POR QUE SEGUIRAN CHUPANDO EL DINERO PUBLICO LOS NINOS VERDES Y LA NOVIA DE CHUKY ELBA ESTER GORDILLO Y CUANTOS MAS SANGANOS QUE HAY QUE MANTENER
    DALE LA OPORTUNIDAD A UN HOMBRE QUE SIN LUGAR A DUDAS ES BIEN INTENCIONADO Y QUIEE A MEXICO ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR
    JOSEFINA VAZQUEZ SI DEVERAS QUIERES A MEXICO DECLINA TU CANDIDATURA A FAVOR DE AMLO QUIZAS NO SERIAS LA NUEVA PRESIDENTE PERO SI TENDRIAS EL HONOR DE SALVARA MEXICO DE LAS ATROCIDADES QUE VENDRIAN PARA MEXICO Y LOS MEXICANOS
    REAFIANZANDO EL PODERIO DE LOS TREINTA DUENOS DE MEXICO Y SOBRE TODO EL DE LA HIJA DEL INUTIL, ANALFABETO, ASESINO Y LADRON DE PENA NIETO ESE SI ES UN PELIGRO PARA MEXICO

    1. CREO QUE UNO DE LOS ERRORES EN ESTA CAMPAÑA TANTO DE AMLO COMO DE JOSEFINA Y DE MUCHOS SEGUIDORES DE AMBOS, ES LA DE SEGUIR CON LAS CANTALETA DE QUE PRD – PRI Y PRI – PAN ES LO MISMO, NO SE DAN CUENTA QUE LASTIMAN A LA MILITANCIA TANTO DEL PAN COMO DEL PRD Y QUE ESO DIFICULTA EL VOTO UTIL.

      Y UNA RECOMENDACION A LOS SEGUIDORES DE AMLO, YA BAJENLE A TANTO GROSERIA, TAL PARECE QUE VIVIMOS EN UN PAIS DE PELANGOCHES.ESTE TIPO DE EXPRESIONES SON LAS QUE HACEN QUE TENGA SENTIDO EL ATAQUE DE QUE ES UN PELIGRO PARA MEXICO.

      YO NO SOY NADIE PARA DARLE UNA RECOMENDACION A AMLO, YA QUE NO ES MI CANDIDATO, PERO EL HECHO DE QUE NO SE EXPRESE EN DEMANDA DE APOYO A SUS SEGUIDORES EN ESTE SENTIDO, SIGNIFICA QUE LAS AVALA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *