El Profe del Narco, líder de los Caballeros Templarios

Aviso de la llegada de los Caballeros templarios en 2011. Foto: milenio.com

Aviso de la llegada de los Caballeros templarios en 2011. Foto: milenio.com

Por Tomás Borges

CIUDAD DE MÉXICO.- Hablar del narcotráfico y organizaciones, es hablar de las personas que las forjaron y crearon. Al igual que cualquier organización comercial “legítima”, hablar de sus fundadores es indagar en la “psiqué” de la organización, cuestión que dejan de lado (por omisión o conveniencia) las llamadas fuerzas del orden.

Hablar de los “Caballeros Templarios” (CT) es hablar de la ideología al servicio del crimen organizado, y es comentar de un hombre que abandonó las aulas y pasó de educar a niños de primaria a aleccionar a integrantes del crimen organizado bajo su mando, al crear al grupo criminal “Los Caballeros Templarios”.

En mi entrega anterior, informé cómo operan Los Caballeros Templarios en el municipio de Santa Clara, Michoacán, pero ahora corresponde hablar del ideólogo, de la mente detrás de este grupo criminal, con ínfulas mesiánicas, que pese a haber desafiado al gobierno federal en la administración de Felipe Calderón, sigue operando libremente.

'La Tuta' es considerado como coordinador operativo y uno de los líderes del grupo delictivo de “Los Caballeros Templarios”, junto con Enrique Plancarte Solís “El Kike” o “La Chiva” (el poder tras el trono, según algunas fuentes), quienes tras la supuesta muerte de su líder Nazario Moreno “El Chayo” en diciembre de 2010 y las diferencias con Jesús Méndez Vargas “El Chango”, deciden desprenderse de la organización narcotraficante de “La Familia”.

Servando Gómez Martínez, La Tuta. Foto: red

Servando Gómez Martínez, La Tuta. Foto: red

 

“La Tuta” o “El Viejo Feo” o “El Profe”

Servando Gómez Martínez “La Tuta”, nació el 6 de febrero de 1966, en el municipio de Arteaga, Michoacán (CURP, GOMS660206-HMNMRR08M, RFC GOMS660206NS4), siendo el primogénito del matrimonio conformado por Luis Servando “El Pelón” y María Teresa Martínez Castañeda, quienes también trajeron al mundo a Flavio, Aquiles, Alejandra Sayonara y Luis Felipe Gómez Martínez.

Servando, nació bajo el undécimo signo del zodíaco, Acuario, signo que de acuerdo a la astrología (a la cual es muy creyente junto con el esoterismo), los hace ser persona independiente, altruista, fantasiosa, que viven el presente intensamente. A los acuarianos como él, les seduce lo novedoso e insólito, anhelan expresarse de forma original y necesitan vivir según sus gustos y exigencias, pues detestan sentirse encasillados en una vida cotidianamente monótona, descripción que bien encaja con nuestro personaje.

En 1985, a los 19 años ingresó a la escuela Normal de Maestros de Arteaga y tras obtener el título de Profesor, fue encomendado a dar clases de educación básica en las rancherías cercanas a Quiroga, para después tener su plaza de docente en la Escuela Primaria “Melchor Ocampo”, ubicada en el municipio de Arteaga, Michoacán (clave presupuestal 16DPR4717S), con la cual incluso hasta el 2010, seguía recibiendo el sueldo correspondiente.

A los 20 años, se va a vivir con su pareja sentimental con la que procreó a sus dos hijos (Sayonara y Hubert Gómez Plancarte). Fue por esas fechas que La Tuta conoció a Juan Víctor Fernández Castañeda, quien conocedor de la psicología humana, vio a un Servando Martínez preso de las supersticiones, por lo que con sus conocimientos sobre el tema (ya que se jacta de ser Brujo), logró no sólo captar su atención y ser su gurú y guía espiritual, sino su confidente y quien “gracias a los arcanos del Tarot”, le dice a La Tuta, los nombres de los traidores y por ende de los candidatos a ser ejecutados, así como informarle sobre los lugares y parajes donde las fuerzas del orden, no puedan dar con su paradero.

Fue gracias a una lectura de Tarot, que Fernández Castañeda le sugirió a La Tuta que ingresara al negocio del narcotráfico, más rentable que la venta de “papaya y jitomate”, actividad con la que alternaba la docencia.

En el 2000, su pareja sentimental lo abandona, al no estar de acuerdo con el modo de vida “bandida” de Servando, por lo que éste se va a vivir al rancho “Medina”, propiedad de su padre, donde le comenta al benjamín de la familia, sobre lo redituable que es el tráfico de enervantes y de cómo puso ante a las autoridades a un agricultor de apellido “Barragán”, sólo porque le caía mal.

El narco y el líder

En el 2001, La Tuta deja definitivamente las aulas para dedicarse al tráfico de estupefacientes, actividad en la cual demostró dotes de liderazgo, ya que gracias a unos conocidos del Municipio de Arteaga, logró ingresar a “La Empresa” (organización criminal creada por Carlos Mendoza Rosales “El Tísico” y que en los noventas se alía para tener más presencia en el estado con el Cártel de los Valencia) lo que después devengaría en “La Familia Michoacana” (FM).

Con los arcanos de su lado, y al ver que gracias a la fe que le imbuía Fernández Castañeda, La Tuta (como se le comenzó a conocer en el 2002), llegó a escalar en la jerarquía criminal, gracias a su disciplina y carisma, al grado de estar sólo por debajo de Nazario Moreno González, El Chayo, y de José de Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez.

Ya como uno de los líderes de la Familia Michoacana, La Tuta, de 41 años, participa en la Primera Reunión de Tierra Caliente en noviembre del 2007, cónclave al cual participan 14 presidentes municipales electos democráticamente, mismos que fungirían como el ala política de la organización y es ahí donde se decide una alianza estratégica con los Zetas, para expulsar a los cárteles rivales, quienes gracias a la organización de los “Valencia” (aliados con el Cártel de Sinaloa), permitieron el ingreso de gente del Pacífico, situación que causó enojo en los michoacanos, quienes a partir de ese momento, iniciarán junto con sus socios, la guerra por Michoacán.

En ese entonces, La Tuta era considerado el “Coordinador Operativo” de la FM, utilizando la superstición como medio de coacción entre los militantes, al esgrimir la Biblia y el adoctrinamiento para enajenar a sus integrantes, usando los textos evangélicos para justificar cada uno de sus actos y hacer ver esta lucha, como una lucha entre el bien y el mal.

Ese año, La Familia Michoacana ya tenía presencia en los estados de Michoacán, México y la zona limítrofe del Estado de México y Guerrero, teniendo influencia en más de 77 municipios de Michoacán como Morelia, Zitacuaro, Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Pátzcuaro, Uruapan, Zinapécuaro, Tiquicheo, Tanhuato, Ocampo, Jacona de Plancarte Jacona, San Juan Nuevo, Zamora y Tancítaro.

Sabedor de cómo un militante con fervor religioso podría ofrendar la vida por la causa de la organización, reclutó a pistoleros en el seno de la organización religiosa “La Nueva Jerusalén”, para hacer al igual que Calderón (su némesis) de esta guerra, una cruzada.

Tras la “Primera Reunión de Tierra Caliente” en Noviembre de ese año, La Familia Michoacana crea una alianza de conveniencia con el Cártel de los Beltrán Leyva, organización criminal perseguida por los mandos de la Policía Federal, quienes fueron acusados por éste de estar bajo su nómina, quienes a su vez vincularon a Arturo Beltrán con la muerte del comisario Edgar Eusebio Millán Gómez “El Buches”, Comisionado de la PF asesinado en mayo del 2008 en la ciudad de México.

En diciembre del 2009, es abatido Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca, Morelos, lo que devengó en un recrudecimiento de las autoridades federales contra los michoacanos, quienes por haberse aliado con los Beltrán Leyva (aliado del Cárterl de Guadalajara) fueron dejados de lado por los Zetas, quienes buscaron afincarse en la región en la cual fueron invitados como mentores desde los tiempos de Osiel Cárdenas.

Los embates del gobierno federal, orillaron a que La Tuta ordenara el levantamiento y ejecución de 12 integrantes de la Policía Federal que realizaban labores de inteligencia en la entidad, como una muestra más para demostrar su poderío, acción que terminó en una cacería contra el líder visible de La Familia Michoacana, quien incluso desafió al Estado mexicano al mandar mensajes al entonces presidente Calderón denunciando actos de corrupción de los funcionarios de la Policía Federal y del Ejército mexicano.

La muerte de los agentes federales puso a nivel nacional a Servando Gómez Martínez alias La Tuta, quien a través de CB Televisión dijo respetar al Ejército y al Presidente de la República, agregando que su conflicto era con Genaro García Luna (señalado junto con su equipo en diversas narcomantas como protector del Cártel de Sinaloa), secretario federal de Seguridad Pública.

El 15 de julio de 2009, emulando a Pablo Escobar, el Capo Colombiano que lanzaba proclamas en contra de las autoridades en cadena nacional a través de la radio, La Tuta se comunicó al programa de radial “Voz y Solución” (de mayor audiencia) conducido por Marcos Knapp, en donde acusó a la Policía Federal y la SIEDO, de ser los protectores del Cártel de Sinaloa.

En menos de un lustro, la organización se ramificó a otras latitudes, siendo ejemplo de ello el arresto en octubre del 2009 de 303 personas en Estados Unidos, dentro de la llamada “Operación Coronado”, donde los detenidos fueron acusados de pertenecer al cártel la Familia Michoacana y distribuir estupefacientes en la costa este de dicha nación.

El 10 de agosto de 2010 se realizó una reunión entre los principales líderes de la organización delictiva en un rancho ubicado en la zona serrana del municipio de Apatzingán, Michoacán, para definir una estrategia de presión en contra del nuevo titular de esa dependencia, General de División DEM, retirado, Manuel García Ruiz.

Entre los asistentes se encontraron: Nazario Moreno González “El Chayo”, J. Jesús Méndez Vargas “El Chango”, Dionisio Loya Plancarte “El Tío”, Enrique Plancarte Solís “El Quique Plancarte” y Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

En diciembre del 2010, cae supuestamente abatido Nazario Gómez “El Más Loco”, líder moral de La Familia Michoacana (quien en julio del 2008, en Pátzcuaro, ataviado con uniforme militar, exigió a los aguacateros, aportar "por las buenas" dinero para seguir la lucha contra las fuerzas corruptas del gobierno), cayendo el mando de la organización en Jesús Méndez Vargas “El Chango”, lo que causó enojo en La Tuta y en su compadre Enrique Plancarte, quienes optaron por separarse de la organización y formar en 2011 “Los Caballeros Templarios”.

El ejército da  aconocer la supuesta detención de tres templarios en 2010. Foto: red

El ejército da aconocer la supuesta detención de tres templarios en 2011. Foto: red

El surgimiento de los Caballeros

Sabedor la “Tuta” de que él era el heredero natural del desaparecido “Chayo”, siguió con la estrategia doctrinaria de éste al crear un nuevo cártel con una carga ideológica similar a la de los Caballeros de la Orden del Temple, llegando al grado de llevarse a colaborar con ellos, a las redes de informantes periodísticas (dentro de la Unidad Institucional) para que bajo su sueldo, las plumas de estos informadores, siguieran haciendo eco a los comunicados de La Tuta, pese al veto gubernamental que se ciñe sobre ellos (Ver cuadro correspondiente).

De igual forma, La Tuta siguió tejiendo alianzas políticas, siendo prueba de ello lo declarado por José Manuel Mireles, del Consejo Ciudadano de Autodefensa de Tepalcatepec, quien en entrevista a Denisse Merker, en julio de este año manifestó que: "En el Estado de Michoacán no existe el Estado de Derecho, el señor gobernador interino (El priista Jesús Reyna García , quien por medio de su cuenta de Twitter negó lo vertido por Mireles) es uno de Los Templarios, muchos de los presidentes municipales y de los cuerpos de la Policía Municipal en el Estado, los cuerpos de la Policía Estatal y los Ministerios Públicos son parte del crimen organizado", agregando que la hermana de La Tuta, estaba casada con el gobernador interino Jesús Reyna, lo que infiere el grado de penetrabilidad del crimen organizado en las esferas del poder.

De acuerdo con Mireles, la negativa de reconocer a las Autodefensas, deriva a que “ la esposa de él (Jesús Reyna) es hermana de la esposa de 'La Tuta', y porque desde que nosotros empezamos nuestro movimiento de autodefensa por falta de apoyo del Municipio y del Estado, él nada más se ha dedicado a difamar y a denostar nuestro movimiento", expresó.

Mireles también reiteró que Reyna sabe que el ex líder de ese grupo criminal Nazario Moreno, "El Chayo", está vivo (lo que ya es “Vox Populi”) agregando; "Hay muchas mentiras como eso de la muerte de 'El Chayo' que hasta lo velaron con marchas y su novenario porque lo habían disque ejecutado los federales, pero no es cierto, el señor ahí anda todavía ejecutando ataques contra nosotros", exclamó.

Como corroborando lo anterior, Servando Gómez, alias 'La Tuta', grabó un video que dirigió al gobierno federal, donde ofrece dialogar y pide detener a los integrantes de las "guardias comunitarias". El video publicado en Youtube el viernes 26 de abril por el Cártel, pone en primer cuadro a La Tuta, quien dice que "Nosotros estamos armados para defender a la gente del estado de los Zetas y de Nueva Generación".

En el video citado, La Tuta advierte: "Si el gobierno asume su responsabilidad de poner orden, nosotros guardamos nuestras armas y las ponemos a un lado', además de exigir a las fuerzas federales “a no ser juez y parte” y “poner orden” en la entidad, mensaje muy similar a los emitidos por Pablo Escobar en Colombia en los noventa.

El mito

Como se puede inferir, el reinado de La Tuta seguirá en Michoacán, al grado que superando a sus mentores los Zetas, ha logrado desplazar a sus otrora hermanos, los integrantes de La Familia Michoacana, erigiéndose los Caballeros Templarios como los baluartes de la seguridad del Estado.

La historia de La Tuta, está enmarañada de mitos y leyendas, algunas bajo su venia y otras inventadas por sus enemigos y algunas autoridades locales y federales.

Lo que si demuestra la vida y obra de La Tuta, es cómo el crimen organizado va de la mano de sus cabecillas, quienes a diferencia de algunas autoridades y mandos policiales (como Vega Michaca, Jorge Guzmán Meyer por citar algunos), sí cuentan con la capacidad para encabezar a la organización, estando ahí por méritos propios y no por amiguismo, como sucede en las llamadas fuerzas del orden, donde siguen reciclando a los mismos, utilizando lo que se dice en el argot militar “puro cartucho quemado”.

graficatemplarios2

Los datos particulares de La Tuta

De acuerdo a los servicios de inteligencia mexicana, la “Tuta” cuenta con los siguientes domicilios registrados a su nombre:

1. Rancho “La Tuta”, carretera Las Cañas-Arteaga, municipio de Arteaga, Michoacán. (Presuntamente utilizado como “casa de seguridad”).

2. Allende número 96, Arteaga, Michoacán.

3. Calle Doctor Miguel Silva número 53, colonia Centro, Arteaga, Michoacán.

4. Avenida Lázaro Cárdenas número 515, Arteaga, Michoacán.

5. Rancho “El Encino” cercano a una pista clandestina en Arteaga, Michoacán.

6. Rancho ubicado en la localidad de “El Sauz” de la Sierra, perteneciente al municipio de Turicato, Michoacán.

7. Casa de seguridad. Calle Frontón, colonia Granjas de Bellavista, Uruapan, Michoacán, a tres cuadras de La Central Camionera.

8. Avenida Lázaro Cárdenas No. 236, colonia Centro, C.P. 60920, Arteaga, Michoacán.

Asimismo, Servando Gómez Martínez “La Tuta”, se encuentra relacionado con los siguientes expedientes:

  •  PGR/SIEDO/UEIDCS/AC/482/2009
  •  PGR/SIEDO/UEIDCS/AC/1013/2011
  •  AP PGR/SIEDO/UEIDCS/303/2004
  •  A.P. PGR/SIEDO/UEIDCS/213/2006
  •  AP/PGR/SIEDO/UEIDCS/247/06
  •  A.P. PGR/SIEDO/UEIDCS/398/2008
  •  A.P. PGR/SIEDO/UEIDCS/229/09
  •  A.P. PGR/SIEDO/UEITA/142/2009
  •  AP/PGR/SIEDO/UEIDCS/456/2010
  •  AP/PGR/SIEDO/UEIDCS/011/2012
  •  AP. 56/2003/1, radicada en el juzgado 8º de Distrito en Lázaro Cárdenas, Michoacán, proceso 52/2003

recompensas

Programa de recompensas por su captura

• El Diario Oficial de la Federación, de fecha 23 de marzo de 2010, emitió el acuerdo específico No. A/123/09 ofreciendo un monto de recompensa de hasta 30 millones de pesos en moneda nacional, a quien proporcione información que sirva para la ubicación y detención de Servando González Martínez “El Profe” “El Tuta”.

• El 25 de febrero de 2010, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, anuncia que sancionará a quien realice transacciones financieras con integrantes de “La Familia”, entre los que se nombran están Jesús Méndez Vargas “El Chango”, Nazario Moreno González “El Chayo”, Servando Gómez Martínez “La Tuta”, Enrique Plancarte Solís “La Chiva”, Nicandro Barrera Medrano y José Arnoldo Rueda Medina “La Minsa”; así como con la empresa Transportadora Purepecha S.A de C.V., se les clasifica como traficantes de narcóticos especialmente designados por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), lo cual les permitirá asegurar propiedades con que cuenten en territorio estadounidense.

 

, , , ,

One Response to “El Profe del Narco, líder de los Caballeros Templarios”

  1. steve jaramillo Says:

    Hola, a quien puedo contactar para dar informacion sobre la ubicacion de un caballero templario, que se esconde en bogota colombia, y se hace pasar con un simple hijo de cocinera

    Reply

Leave a Reply