Diócesis de Mexicali protege a sacerdote pederasta denunciado desde 2013

Por Guadalupe Lizárraga

MEXICALI, México.- Osvaldo Agundiz Quevedo tenía 14 años de edad cuando fue víctima de abuso sexual por el sacerdote diocesano Jesús Antonio Canseco, de la parroquia Divino Niño en la colonia Villas del Rey, en Mexicali, Baja California. Hoy, Osvaldo tiene 21 años, y lleva siete años, junto a sus padres, pidiendo justicia, mientras las autoridades de la Diócesis de Mexicali protegen al sacerdote acusado de pederastia desde 2013, cambiándolo de una parroquia a otra dentro de la zona conurbada en la misma ciudad, retardando la justicia penal y evitando que trascienda la información sobre el caso.

Osvaldo Agundiz Quevedo al salir de la audiencia donde se juzga al sacerdote Jesús Antonio Canseco por pederastia. Foto: Los Ángeles Press/José Pedro Martínez

Estudiante de quinto semestre de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California y empleado del Ayuntamiento de Mexicali, Osvaldo Agundiz, pese a amenazas y acoso cibernético, ha emprendido esta lucha contra la pederastia de los sacerdotes católicos en Mexicali, porque asegura que no ha sido la única víctima de este tipo de abuso en manos de Canseco y de otros sacerdotes de la ciudad. “He sabido y conocido a otros jóvenes, pero no se animan a hablarlo”, dijo a Los Ángeles Press en entrevista a la salida de la segunda audiencia ante el Poder Judicial del Estado, donde se le imputó al sacerdote acusado de pederastia el cargo de abuso sexual y corrupción de menores de acuerdo con la abogada de oficio que lleva el caso bajo el número 0202-2016-49200.

En la primera resolución judicial, con fecha del 30 de diciembre de 2016, la agente del Ministerio Público de la Coordinación de Delitos contra la Libertad sexual y la familia, Hermelinda Sánchez Pacheco, resolvió el “no ejercicio de la acción penal a favor del imputado Jesús Antonio Canseco por la comisión del delito de abuso sexual”, por considerar “en exceso el plazo que prevé la prescripción punitiva”. En una segunda resolución, con fecha del 22 de noviembre de 2017, la titular de la misma institución resolvió también el “no ejercicio de la acción penal” bajo el mismo argumento de la prescripción punitiva. Adicionalmente, en ambos documentos se hizo alusión a que el imputado “nunca ejerció violencia física sobre la víctima, no lo amagó, nunca lo golpeó, amenazó, ni utilizó sustancia alguna para obtener su consentimiento”, pese a que la víctima declaró “que se sentía sin fuerza para moverse, por la fuerza que el imputado ejercía al tocarlo”, y más aún como si el abuso sexual y psicológico no fueran violencia.

En conversación telefónica con el vicario general de la Diócesis de Mexicali, Arnoldo Rascón Pérez, Los Ángeles Press preguntó su opinión sobre este caso de pederastia. La respuesta inmediata del vicario fue de decir que no tenía ninguna referencia. A insistencia de la periodista sobre los tres años que había tardado en hacer una cita a la familia con el obispo para dar seguimiento a la denuncia, el vicario en un tono cortante dijo que si quería hablar con él fuera al obispado y cortó la llamada. No obstante, en una carta firmada por el obispo de Chihuahua, Jesús José Herrera, y dirigida al obispo de Mexicali, José Isidro Guerrero Macías, con fecha del 21 de octubre de 2016, se hizo referencia que desde 2013, las autoridades de la Diócesis de Mexicali, incluyendo al vicario y seis sacerdotes más, sabían ya del caso de abuso.

 

En otro documento dirigido al juez del Tribunal eclesiástico, Marco Antonio Encinas, en noviembre de 2016, el decano Marcos Zavala Nava dio su testimonio sobre los hechos en relación con el abuso sexual perpetrado por el sacerdote Jesús Antonio Canseco y de cómo este sacerdote abusaba de la confianza de la familia por ser padrino de confirmación de la víctima. En ese mismo documento, Zavala Nava declaró haberle hecho una cita a la familia con el vicario general de la Diócesis, Arnoldo Rascón Pérez, y de que éste le había llamado por teléfono para informarle que ya había atendido a la familia. Concluyó el documento con una nota después de su firma: “Anexo la carta que dirigimos al obispo el día 2 de octubre de 2013”.

Antecedentes

En 2013, la primera autoridad eclesiástica con la que habló Osvaldo sobre el abuso fue con el decano de la Diócesis de Mexicali, Marco Zavala Nava, para denunciar al sacerdote Jesús Antonio Canseco por abuso sexual. El decano les dijo a él y a sus padres que los iba ayudar con la denuncia ante las autoridades de la iglesia y así lo hizo. Sin embargo, pasaron ocho meses y no hubo ningún indicio de justicia sobre el caso. Después de varias entrevistas con seis sacerdotes, la familia fue dirigida al vicario general de la Diócesis de Mexicali, Arnoldo Rascón Pérez, por medio de Zavala Nava. El vicario también prometió ayudarlos y, de la misma manera, dejó pasar el tiempo, en esta ocasión fueron hasta tres años, mientras trataba de disuadir a la familia para que no pusiera la denuncia penal porque, según sus palabras, la persona más perjudicada sería la víctima.

La madre de Osvaldo, Diana Quevedo, pese a ser una colaboradora voluntaria de la Iglesia Católica, aseguró al vicario que no iba a dejar de exigir justicia para su hijo y que denunciaría ante el Ministerio Público al abusador. El vicario alertó al obispo José Isidro Guerrero Macías de las intenciones de la madre y fue éste quien se adelantó a poner la denuncia ante el Ministerio Público contra el sacerdote Jesús Antonio Canseco por abuso sexual. Antes, ya el mismo obispo había intentado también de persuadir a la familia a que renunciara a poner la denuncia contra el depredador, y enfatizaba cuestionamientos sobre los altos costos de abogados y los daños colaterales por exhibir la situación de la víctima.

La Procuraduría de Justicia del Estado abrió una carpeta de investigación contra Jesús Antonio Canseco en 2016, pero el Ministerio Público dio largas al asunto y nunca llegó a investigar cabalmente los hechos. Cuando la familia llegaba a preguntar por el caso, los agentes les decían “que estaban armando la carpeta”. Y al tiempo, les dijeron que el caso se había cerrado: “no había delito que perseguir porque el tiempo había expirado para la denuncia”, como lo evidencian las resoluciones judiciales de diciembre de 2016 y noviembre de 2017.

Las represalias

De acuerdo con la denuncia de Osvaldo Agundiz Quevedo, él y su familia han sido amenazados vía telefónica y hostigados por las redes sociales a partir de que hicieron pública la denuncia contra Jesús Antonio Canseco por pederastia. Incluso en su perfil de Facebook, le dejan comentarios soeces para intimidarlo. Sin embargo, no solamente la familia ha sido acosada, señaló Agundiz, también el sacerdote Álvaro Salvador Gutiérrez Félix, el padre Álvaro, porque los ha acompañado al juzgado y ha estado con la familia para darles fuerza moral.

“Antes de ver al obispo, fuimos a pedir ayuda con muchos padres, y no nos quisieron ayudar. Todos decían que, si sabíamos lo que nos iba a costar hacer la denuncia, y que la gente se iba a burlar de mí, y muchas cosas más. El que nos ayudó y nos ha acompañado es el padre Álvaro”, afirmó Agundiz.

Como represalia al padre Álvaro, el obispo José Isidro Guerrero llamó al seminario para que lo retiraran de la docencia. También le pidió al sacerdote de la pastoral social que lo retirara de cualquier actividad de causa social, ya que el padre Álvaro trabajaba ayudando a migrantes que llegaban a la frontera. Incluso, pidió que lo quitara de su comunidad y lo enviaran a una comunidad apartada como Puerto Peñasco, el lugar más lejano de la Diócesis de Mexicali para ejercer el ministerio.

Hacer viva la palabra del Papa Francisco

Diana Quevedo, en entrevista con el periodista argentino Gustavo Daniel Pescetta, de SOS Señal de Radio, con sede en Buenos Aires, pidió al Papa Francisco “que hiciera viva su palabra de no más tolerancia a estas situaciones”. Como madre de la víctima, denunció a la radio argentina no sólo el dolor que están viviendo como familia después de haber servido a la Iglesia, sino “que es muy triste ver a la Iglesia que en vez de ayudar a las personas actúen como una mafia porque se están encubriendo entre ellos”, sostuvo.

El periodista Daniel Pescetta hizo alusión a la visita del Papa Francisco a su tierra natal y a Chile a principios de enero de este año donde pidió perdón a las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes pederastas. “No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, sostuvo Francisco por las investigaciones de la fiscalía chilena contra religiosos maristas.  

 

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

21 thoughts on “Diócesis de Mexicali protege a sacerdote pederasta denunciado desde 2013

  1. Malditos sacerdotes pederastas, yo me pregunto: Porque no se casaron para así evitar andar de lascivos abusando de chamacos, o porque si tenían desviaciones de otro tipo no se tiraron a la milonga, total, al rato ya se iba a olvidar todo y los iban a aceptar en la sociedad, pero eso de andar violando o abusando de niños es un delito que no se perdona, ni aquí ni en el otro mundo.. así que duro con ellos! el viejo libidinoso, pervertido también del obispo, porque no hizo algo al respecto? Justicia para las víctimas! fuera esos montruos de las iglesias y de la sociedad! cárcel! cárcel!

  2. Lo que hase uno por un momento de fama mentiroso a los 14 tiene 21 por que esperarse tanto ahy algo detrás de esto y ojala se aclare esto ya que este padre es muy buena persona y ha ayudado a su comunidad mentiroso

    1. tiene 21 años, y lleva siete años, junto a sus padres, pidiendo justicia, a los 14 lo denuncio y lleva esperando 7 años a que se haga justicia hasta hoy en día que tiene 21, has de ser del sur hijo de tu puta madre, porque haya como defienden a los religiosos

    2. Tarde o temprano llega la justicia divina, nunca es tarde para denunciar, si la cara la tiene el condenado viejo asqueroso de mierda, que padre ni que su pinche madre… que lo metan al bote, si ya sabía antes de dedicarse a Dios que era homosexual o le gustaban los niños para que fregados se hizo sacerdote, nomas para taparle el ojo al macho? no señor, que pague con creces ahora sus perversidades, que sienta lo mismo que sintieron esos niños y sus familias

  3. Es dificil de crer que un jóven de 14 años no se haya defendido y cuidar su persona no lo creo. Mejor habla con la verdad y dile a tú mamá que eres homosexual y que te gusta el arroz con popote, a esa edad ya cualquiera se defiende no me andez con mamadas buey.

    1. hay adolecentes que estan mas despiertos que otros, algunos ni si quiera se pueden defender de los de su misma edad, depende del caracter, crianza o estilo de vida, hijo de tu puta maadre, buen dia y dios te bendiga.

    2. Ustedes no pueden saber de que manera tenía amenazado al chamaco, no defiendan lo indefendible por la pinche veneración que le tienen a esos curitas, abran bien los ojos.. ellos son simples seres humanos como nosotros, de santos no tienen nada, al contrario, el diablo hace presa de ellos para sus fines demoníacos

  4. Lla que la justicia en la cual tenemos que confiar en que resuelva estos problemas no nos alluda entonces debemos que tomar cartas en el asunto nosotros mismos. Nos tenemos que alludar y proteger el uno a los otros, es nuestro deber de que no dejemos que esto siga sucediendo.

    1. “Te digo juan para que entiendas Pedro” este abuso no paso aqui, paso alla en “San juan de las pitayas”. mi familia y yo estamos consternados con esta situacion ya que fuimos parte de esa comunidad en los tiempos de padre jesus. Era un gran sacerdote hasta que se equivoco. mis respetos para Osvaldo y su familia estamos con uds. gracias por tener el valor que muchos no tienen. mi conclusion es que si 6 sacerdotes protejen al abusador y solo uno defiende a la victima (padre Alvaro ud. si sabe lo que es justicia y tarde o temprano sera recompensado) ahi tienen lo que es la iglesia catolica de siete religiosos 6 seran abusadores.
      PD.: gracias a los angeles press por sacar a la luz la mugre que los que gobiernan mexicali quiere tener debajo del tapete.

      1. Y que investiguen también al mentado obispo de Mexicali porque también tiene lo suyito, pinche bola de maníacos de mierda, que dejen de andar encubriéndose con la iglesia y Dios, Dios no perdona estas cosas, no se engañen a sí mismos, de que les sirve dizque estudiar la biblia mucho si no la aplican, se hacen los oídos dulces

  5. Qué poca ética de la periodista en prestarse a este tipo de calumnias creo que debe investigar más el caso son muchas irregularidades en este caso como que el presunto violado no es cuerente en sus varias declaraciones y que la propia familia no dio siguimiento en el caso en su comienzo sino que fue la misma iglesia la que llevo el proceso.

    1. Que poca ética la de ud. Que espera que La victima no cometa errores. Su comentario solo hace que si hay más Victimas (que espero que no que solo haya sido este un solo error) se callen por temor a sus críticas y fomentan a que allá más abusos departe De la Iglesia. Si la iglesia demandó está aceptando lo quque paso y si el delito prescribió no quiere decir que no pasó.

    2. Mal informado estas tu !! acerca de TODO el proceso,ya basta de defender a los pederastas, dejen de fanatizarse y quítense la venda de los ojos, dejen la religión aun lado y vean el mal que se les hizo a las victimas, los niños son seres indefensos. que por su propia inmadurez no comprenden lo que sucede, no entienden que se encuentran en un estado de peligro, y si a eso le suman que quienes abusan de ellos son personas conocidas, los hacen las presas perfectas.

      1. Bendita ignorancia. No cabe duda de que a la gente le es mas fácil criticar a la religión que usar el sentido común. Este es mi punto de vista objetivo, ya que yo conocí y conviví con el padre Canseco: si esto fuera cierto y yo fuera los padres de este joven que fue abusado, no hubiera esperado tanto tiempo para hacer la denuncia, eso no tiene sentido. A menos que quisieras perjudicar la imagen publica de esa persona. Ok, ya se desestimo la denuncia 2 veces por irregularidades, falta de pruebas o lo que sea, el problema radica en esto: si esto fuera real ¿por que esperar tanto para denunciar?
        Y ya para concluir y de una manera personal y menos objetiva, como dije, conocí al padre Canseco y creo que el nos inculco el decir la verdad y siempre ayudar a los demás, yo no conozco ni a la familia ni a la ¨victima¨, definitivamente el querer hacer un mal a alguien esta mal, pero el juzgar sin conocer esta peor.

        1. El propio decano de la Diócesis de Mexicali, ayudo a los padres de la víctima en el 2013 ante las autoridades de la iglesia y así lo hizo, Sin embargo, pasaron ocho meses y no hubo ningún indicio de justicia sobre el caso. Después la familia fue dirigida al vicario general de la Diócesis de Mexicali quien prometió ayudarlos y, de la misma manera, dejó pasar el tiempo, en esta ocasión fueron hasta tres años, mientras trataba de disuadir a la familia para que no pusiera la denuncia penal porque, según sus palabras, la persona más perjudicada sería la víctima. En resumen el único error de la víctima es no haber denunciado por la vía penal al momento de los hechos, toda la religión se protege decanos, vicarios, sacerdotes, ect, son otra mafia más en México que al conocer las leyes engañaron a la familia con promesas para dejar pasar tiempo y no haya delito que perseguir porque el tiempo había expirado para la denuncia. En conclusión, que chingue a su madre la iglesia.

  6. Los católicos estamos para anunciar la palabra de Dios y Para denunciar un mal Testimonio de ello.
    Una Lobo vestido de Oveja no Queremos (No queremos )
    Dios Los Bendiga
    No están solos ..

  7. Como son fanaticos caray, creer en Dios es una cosa, pero defender a capa y espada a un cochino hombre solo porque porta una sotana y es “representante de Dios”, da pena ver como los manipula su fanatismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *