Corresponsal de Los Ángeles Press amenazado por Policía de Morelos

3 de marzo del 2017

Con voz propia, Mexico Violento

Corresponsal de Los Ángeles Press, Arturo León Hidalgo, amenazado por cubrir reportaje. Foto: especial

Los Ángeles Press

CUERNAVACA, Morelos.- Arturo León Hidalgo, corresponsal de Los Ángeles Press en Morelos, fue detenido contra su voluntad, junto con la periodista independiente Adriana Mora López, ayer 2 de marzo por un policía del Mando Único Estatal y particulares, mientras realizaba una cobertura de desalojo de una veterinaria en la ciudad de Cuernavaca, México.

“Fui secuestrado junto con mi pareja, por supuestos dueños de ese local, y en ese secuestro participó el Mando Único Estatal, que al parecer esta corporación estaba a favor de estos supuestos dueños del local mencionado”, explicó el reportero a la edición del digital estadounidense.

Enfatizó su temor a represalias, tanto a él como a su pareja, por parte de las personas que los agredieron, junto con la policía y lo obligaron a borrar el video de trabajo de su cámara y tomaron fotografía de su gafete de prensa. Así mismo, le advirtieron reiteradamente que ya lo conocían y sabían dónde vivían.

León Hidalgo ha dado cobertura puntual sobre los altos índices de feminicidios en el Estado de Morelos, la corrupción gubernamental en la que se involucra al hijo del gobernador Graco Ramírez, así como de las relaciones de éste con Isabel Miranda Torres, la señora Wallace, quien se ha prestado a manipular las cifras de secuestro en el estado a cambio de contratos de publicidad exterior en la empresa ShowCase Publicidad, SA de CV..

Declaración de hechos

Cuernavaca Morelos 02 de Marzo 2017

El día de hoy siendo alrededor de las 14:30 horas, me encontraba en la avenida Teopanzolco, con mi pareja, la periodista independiente Adriana Mora López, y me percaté que había una patrulla turística y dos moto-patrulleros del Mando Único Estatal. Estaban apoyando un desalojo de una veterinaria ubicada en esta avenida a la altura de la calle Nueva Francia. Me acerqué a uno de los moto-patrulleros para preguntar exactamente qué estaba sucediendo, y me identifiqué como corresponsal de Los Ángeles Press.

Me llamó la atención que durante el desalojo no vi a los perros y pregunté por ellos. Al no tener respuesta de los policías empecé a grabar, y en ese momento se me acercó un sujeto identificándose como el dueño y de nombre Daniel Lozano. Me preguntó “¿qué estás haciendo?”. Le contesté que era reportero y le pedí una entrevista, preguntándole dónde estaban los canes, y él me contestó: “¡No están ni los perros ni las víboras!". El sujeto mencionado me pidió enérgicamente que dejara de grabar y su acompañante pidió apoyo a un elemento policiaco. El agente me grabó y le pidió a una mujer que también acompañaba a Daniel Lozano tomara fotos a mi gafete.

El señor Daniel Lozano, junto con su compañero, trataron de intimidarme a mí y a mi pareja, incluso este sujeto trató de golpearme.

Mi acompañante y yo nos retiramos del lugar, y Daniel Lozano nos alcanzó y me pidió que borrara el video, a lo cual yo me negué. Entonces él me dijo: "Borra el video y yo borro el video que te tomé, vamos a negociar". Yo le contesté: "Dime dónde están los perros". Y su respuesta fue: “si lo borras (el video), te llevo donde están, y puedes tomar foto y video, pero borra el video que me tomaste, no quiero que lo difundas”.

Llegamos al lugar a donde supuestamente estaban los perros, y me pidió Daniel que solo entráramos él y yo. Le contesté que también mi pareja tenía que entrar, que era periodista también, a lo cual lo permitió.

Y estando dentro del lugar donde supuestamente estaban los perros, la acompañante de Daniel Lozano pidió a un elemento policiaco que entrara también. Seguido del policía del Mando Único entró una mujer de complexión robusta con chaleco de mezclilla y cerró la puerta, y comenzaron amenazarme frente al elemento policiaco, diciéndome que no saldríamos de ahí si no borraba el video. Entonces yo me dirigí al policía que estaba frente a nosotros y le dije: “esto yo lo considero un secuestro”. Y este elemento nunca dio una respuesta, sólo avaló la privación de nuestra libertad mientras no borrara el material videográfico para mi trabajo.

La acompañante de Daniel me dijo: ”Yo te conozco, sabes quién soy y con quién trabajo. ¿Quieres que le llame? Ya sabes qué va a pasar”. Esta mujer se llama Ada Lozano, madre de Daniel. Durante estas amenazas, el elemento del mando único estuvo presente y tenía su celular en mano, no sé si estaba grabando.

Daniel Lozano me arrebató mi celular y comenzó a buscar el video mencionado, y las amenazas continuaron. Yo le pedí que me devolviera mi teléfono, y el policía viendo estos hechos no hizo nada, sólo continuaba con su teléfono en la mano. Daniel le pasó el celular a su madre para que borrara el video, y tampoco logró borrarlo. La señora Ada me lo entregó para que yo borrara el video, y nuevamente me dijo que si no lo borraba no saldríamos de ahí. Al sentirnos desprotegidos por el elemento del Mando Único, que nada más veía estos hechos y bajo las amenazas decidí borrarlo.

En todo momento, los elementos policiacos actuaron en favor de estas personas, incluso percibí que estos policías los protegían. El agente policiaco que participó en mi detención ilegal y en la de mi compañera nos intimidó, y fue testigo también de las amenazas que recibimos.

Después de lo ocurrido, los mismos agentes que estaban en el desalojo nos intimidaron dando vueltas varias veces en sus motocicletas en el lugar de los hechos, mirándonos para intimidarnos, y pasaron varias camionetas de la policía para amedrentarnos.

Estos hechos ocurrieron a la vuelta de mi domicilio, por lo que considero que estos policías nos tienen ya ubicados, y nos sentimos amenazados por estos elementos policiacos.

Resalto que el policía mencionado, permitió que más de cuatro personas nos amenazaran, y autorizó a estos sujetos que nos tomaran fotografía y me quitaran mi celular. Su participación era claramente de apoyo a los agresores en contra de nuestro medio de comunicación que se acreditó debidamente ante la autoridad.

Quiero dejar en claro, que cualquier acto que atente contra mi integridad física, mental y emocional, y la de mi compañera periodista Adriana Mora López, hago responsable a la Policía del Mando único estatal de Morelos y a los señores Daniel Lozano y Ada Lozano.

Atentamente:

Arturo León Hidalgo. Corresponsal de Los Ángeles Press / Adriana Mora López, periodista independiente y colaboradora de Los Ángeles Press.

, , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply