Cierre parcial del gobierno de EEUU se prolonga por no lograr acuerdo en presupuesto

 

WASHINGTON, DC.- Legisladores del Capitolio de Washington DC se encuentran en el tercer día de un cierre parcial de gobierno. Cientos de miles de trabajadores gubernamentales fueron considerados “no esenciales” y forzados a tomar licencia, lo que implica que se les prohíbe trabajar y no se les pagará durante el cierre.

Las dos dependencias más afectadas por esta situación son el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y la Agencia de Protección Ambiental. El gobierno cerró el viernes a medianoche debido a que los legisladores no lograron llegar a un acuerdo respecto del presupuesto.

El núcleo de la confrontación es la falta de compromiso del presidente Donald Trump y los legisladores republicanos con un plan para los 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), que Trump rescindió el año pasado. Hasta ahora los demócratas se han negado a aceptar un acuerdo que no incluya una resolución sobre este programa.

Los líderes del Senado se acercaron para poner fin a un cierre gubernamental de tres días antes de que la acción comenzara alrededor de las 9:30 a.m., votando por una extensión de fondos de tres semanas a cambio de una promesa de que los republicanos adopten la legislación de inmigración en ese mismo período de tiempo.

Protestas de jóvenes beneficiarios del programa migratorio DACA frente a Disneylandia. Foto: OCWeekly.com

Protestas en Los Ángeles

Mientras, en Los Ángeles, un grupo de 20 jóvenes indocumentados y sus partidarios protestaron por un Dream Act “limpio” frente a Disneyland, bloqueando brevemente la entrada al parque temático durante la mañana.

Entre los jóvenes manifestantes, destacó Bárbara Hernández, de 26 años, beneficiaria del programa DACA de Santa Ana, quien se convirtió en activista del Proyecto Semilla después del anuncio del presidente Trump, en septiembre de 2017, de que iba a eliminar las políticas de la era Obama.

Hernández vestida con una playera con la consigna “No Dream, No Deal” lideró el bloqueo del tráfico. “Se supone que Disneyland representa el lugar donde los sueños se hacen realidad”, dijo Hernández, quien también fue arrestada en diciembre y pasó días en la cárcel en huelga de hambre como parte de la acción #Dream7 en Washington DC.

Queremos que nuestro sueño se haga realidad. Estamos cansados de los juegos políticos y de ser utilizados como una moneda de cambio. Necesitamos una solución permanente”, enfatizó la activista destacando que miles de receptores de DACA han sentido desde que su futuro se volvió incierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *