Campaña del gobierno mexicano contra maestros por Reforma educativa

Movilización de maestros de Jalisco el 4 de julio. Foto: Teódulo Pineda
Movilización de maestros de Jalisco el 4 de julio. Foto: Teódulo Pineda

Por Teódulo Pineda Bahena

LAGOS DE MORENO, Jalisco.- La lucha reiniciada por los trabajadores de la Educación el pasado sábado 4 de julio en la capital de Jalisco ha despertado la simpatía de un amplio sector de la población que considera justas las demandas. Sin embargo, medios masivos de información y el gobierno federal a través del Instituto Nacional de Evaluación (INE), mantienen una campaña intensiva para hacer creer que la evaluación de los maestros va a mejorar la calidad de la educación en todos los niveles de la Educación pública, según lo afirmado por los lídees magisteriales.

Los mensajes gubernamentales van orientados a arraigar los mensajes en la población de que:

-La reforma educativa se debe a una demanda sentida de la ciudadanía.

-Que el nivel de desempeño de los maestros es deficiente.

-Que la causa de la “mala calidad” de la educación es culpa de los profesores.

-Que con la evaluación que se realizará en diferentes etapas a los maestros, todo lo anterior cambiará.

Sin embargo. lo que no dan a conocer las autoridades educativas, a través de los mensajes en medios, radio y televisión dentro y fuera de México, es que con la reforma educativa se pretende someter a los trabajadores de la Educación a un nuevo esquema laboral que elimina derechos laborales por años, contra el Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo del Personal de la Secretaría de Educación Pública con fecha de publicación en el Diario Oficial de la Federación del 29 de enero de 1946, y que entraron en vigor el 13 de febrero de ese mismo año.

Todos los maestros que son notificados que tienen que llevar a cabo el examen, se les pide que ingresen a una página de internet para que aporten sus datos. De acuerdo con información proporcionada por quienes han solicitado el trámite, una vez que ingresan al sitio les piden que llenen un formato, luego se les presenta una carta de compromiso por medio de la cual, se les pide que al realizar dicho trámite renuncien a su situación laboral anterior, derechos y prestaciones de que gozaban hasta ese momento. Si se niegan a aceptar estas condiciones, el sistema del programa, ya no acepta que se continúe con el trámite y queda suspendido el procedimiento.

La negativa a no presentar el examen, es considerado como un rechazo a su situación laboral y por lo tanto puede ser suspendido del servicio. Y una vez presentado el examen, se da por hecho que acepta las condiciones de la nueva Ley General del Servicio Profesional Docente, en contra de lo estipulado en el documento oficial de 1946 y de que se acepta una nueva forma de contratación.

Con este procedimiento, la Secretaría de Educación Pública pretende salvar de forma legal lo establecido en el Artículo 14 Constitucional, la no retroactividad de la leyes que son promulgadas en contra de las ya existentes, ya que, de esta forma los profesores que acepten, aparecerán como una nueva contratación posterior a la promulgación de la Ley General del Servicio Profesional Docente, independientemente del número de año de servicios.

Informando en las casetas de peaje sobre los derechos laborales arrebatados con la Reforma educativa en Jalisco. Foto: Teódulo Pineda
Informando en las casetas de peaje sobre los derechos laborales arrebatados con la Reforma educativa en Jalisco. Foto: Teódulo Pineda

Es por ello que afirman los integrantes en general de los colectivos de lucha en contra de la Reforma educativa, que la evaluación de la calidad de desempeño de los maestros no es el verdadero propósito de la evaluación; la intención es que desaparezcan totalmente las condiciones de trabajo anteriores y transformarlos de “servidores públicos” amparados por el Artículo 123 Constitucional apartado “B”, a “Prestadores de Servicios Profesionales” con lo que en poco tiempo, tendrían que ser incorporados al apartado “A” de ese mismo artículo, afectando de manera directa a todos aquellos educadores que tienen varios años de servicio, muchos de ellos, a poco tiempo de lograr su jubilación.

Integrantes de Insurgencia Magisterial Altos Norte, en voz de uno de sus representantes, Gabriel Isaac Ulloa, al igual que otros colectivos de lucha en Jalisco, afirmaron que “no estamos en contra de que se nos aplique una evaluación, que se nos exija que estemos actualizados e incluso, que debamos hacer estudios que justifiquen un ascenso vertical en la estructura educativa; estamos en contra de que las autoridades no sean sinceras, que se valgan de triquiñuelas legales para despojar de sus derechos a miles de profesores en el estado y en el país”.

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *