California en medio de la represalia de Donald Trump: abogado de Migración

Por Kau Sirenio Pioquinto

SEATTLE, Washington.- Para el abogado Omar Silva Aguilar, el presidente Donald Trump tomó represalia política y constitucionales en contra de California por haber aprobado la ley de “estado Santuario” el año pasado. “La reforma local prohíbe a las agencias estatales entregar información de inmigrantes a los funcionarios migratorios sin una orden judicial”.

Experto en política migratoria, Silva Aguilar sostiene: “Sin embargo, esta legislación estatal y proyectos de leyes similares de Ciudades santuarios son meramente cosméticos, porque no previenen las redadas o las deportaciones. “La Administración de Trump está castigando al estado por este mínimo obstáculo a las deportaciones en masa”.

Entrevistado vía telefónica el guanajuatense recordó que, en los primeros días de enero, el director de ICE, Thomas Homan, dijo “California debería agarrarse fuerte, porque están a punto de ver a muchos más agentes especiales, y más oficiales de deportación”, debido a la promulgación de la ley que firmó el estado de California. El jefe de ICE no paró ahí: “Tenemos que comenzar a presentar cargos penales contra estos políticos”.

Originario de Guanajuato y 17 años viviendo en California hace recuento: “Poco después, ICE llevó a cabo redadas en casi cien tiendas 7-Eleven por todo el país, incluyendo California con el fin de intimidar a trabajadores inmigrantes quienes son gran parte de los clientes de estas tiendas que son de bajos costos. Durante cinco días a mediados de febrero, ICE ha arremetido en el sur del estado, arrestando a más de 200 inmigrantes”.

La campaña de intimidación actual busca socavar la economía del estado, la cual depende fuertemente en la súper-explotación de la mano de obra inmigrante, los esfuerzos para sembrar temor y pánico también tienen como fin la transformación de la población inmigrante en una clase marginada y profundamente empobrecida, el ataque contra los derechos de los inmigrantes tiene implicaciones graves para toda la clase trabajadora independientemente de su estatus migratorio, la xenofobia de la élite gobernante no es puramente una enfermedad social estadounidense.

“A pesar de que nunca se había visto tantas personas desplazadas de sus hogares, alrededor del mundo —65,3 millones en el 2015—, la burguesía de cada país está buscando dirigir el aumento en la oposición social en contra de los más vulnerables y oprimidos. En Europa, la ultraderecha está buscando encauzar el desdén generalizado hacia las políticas de austeridad impuestas por los partidos socialdemócratas a lo largo de líneas xenofóbicas, mientras que todos los principales partidos burgueses están adoptando este programa”.

Asesor de la Cooperativa Campesina en Sacramento, Silva Aguilar sostiene: “En Alemania, el acuerdo provisional de la gran coalición incluye restricciones migratorias respaldadas por el partido neonazi, Alternativa para Alemania. En Italia, las elecciones del próximo 4 de marzo están tomando lugar bajo condiciones en las que fascistas están atacando a inmigrantes en las calles, mientras todos los partidos burgueses se están dedicando a probar la autenticidad de su xenofobia”.

La defensa de los inmigrantes es mínima por parte de los gobiernos expulsores y se requiere una lucha contra el sistema de Estado nación el cual constituye el principal obstáculo a una organización racional de la economía global y al movimiento libre de los migrantes por todo el mundo, mientras tanto para muchos mexicanos en el exterior las preguntas están en el aire: “¿Qué plantean los candidatos a la Presidencia de la República en materia de política migratoria?, ¿Qué estamos haciendo por todos aquellos connacionales que no tienen voz y rostro en Estados Unidos y Canadá que son los principales países receptores de mexicanos?, ¿Dónde está la diplomacia mexicana y la famosísima protección consular en favor de los connacionales?, ¿Cuáles son los programas binacionales con los que cuentan las Secretarias e Institutos de migrantes en México (Guerrero, Zacatecas, Michoacán y Guanajuato) para sus comunidades?, ¿Dónde están los programas preventivos de cientos de organizaciones mexicanas establecidas en Estados Unidos para orientar e informar a la comunidad?” se pregunta el guanajuatense.

Queda mucho por hacer en el tema migratorio. Existe una corresponsabilidad por parte del Egresado la facultad de derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Omar reflexiona: “Gobierno mexicano en sus tres niveles, así como también por parte de todas las organizaciones mexicanas establecidas en Estados Unidos y Canadá para satisfacer las necesidades esenciales de los migrantes y sobre todo para garantizar el respeto a sus derechos, contrarrestar el temor al hostigamiento, a la captura inhumana y a la deportación que hoy se está viendo y viviendo por toda la nación estadounidense”.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *