AMLO y Mujica: Diez similitudes

Emmanuel Ameth

Pese a que algunos medios de comunicación -oficialistas- se han empeñado en comparar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con Hugo Chávez o con Nicolás Maduro, algunos otros, incluso uno de los diarios más derechistas del mundo como lo es el New York Times, observan en la figura del tabasqueño más similitudes con Luis Ignacio Lula Da Silva y con José Alberto Mujica Cordano, expresidentes de Brasil y de Uruguay, respectivamente.

Si bien el primero ha sido víctima de persecución política, el segundo goza de una popularidad en Sudamérica que aún hoy en día es digna de aplaudir.

Que AMLO tenga similitudes con ellos no quiere decir que los referidos hayan hecho “todo bien” durante su mandato así como tampoco significa que el mexicano se limite simplemente a la imitación de éstos, pero no deja de ser llamativo el cúmulo de concordancias que encontramos de AMLO, específicamente respecto del que fuera popularizado como “el presidente más pobre del mundo”.

Aquí les presentamos diez de ellas:  

1.  Discriminación por edad

Mujica tomó protesta como presidente de Uruguay apenas dos meses antes de cumplir los 75 años de edad en el año 2010. Por lo anterior, la periodista de The New Republic, Eve Fairbanks, recuerda al sudamericano bajo la imagen de “anciano viejo y arrugado (sic), sin corbata y con ojos entrecerrados” pese a que dicha descripción era totalmente subjetiva sobre las funciones que desempeñaría.

En el caso de AMLO, el mismo sufrió una campaña de descrédito ¡derivada de su edad! por parte de Javier Lozano -hoy priista-, pese a que el tabasqueño ostenta 10 años menos que los que tenía Mujica cuando asumió la presidencia de su país, mismo que hoy es senador.

2.  Popularidad global

Pepe Mujica sostuvo una popularidad que promedió los 50 puntos porcentuales durante su mandato, con diversos picos aunque también diversas bajas. En ese sentido AMLO ostenta actualmente, según las agregadoras de encuestas ( Oraculus, El País, Bloomberg) una intención de voto efectivo también de 50 puntos.

Incluso, dado que algunos sondeos igualmente serios individualmente lo colocan con intenciones del 52 al 65%, se ha teorizado que por lo menos el 1 de julio y hasta la próxima medición, formaría parte de un reducido grupo de mandatarios (occidentales) que son considerados los más populares del mundo.

3. Atractores de inversiones

Mientras AMLO fue Jefe de Gobierno de la hoy Ciudad de México, calificadoras de riesgo como Moody’s y Standard and Poor’s le otorgaron a la deuda de la ciudad la nota más alta obtenida hasta ese momento.

En el caso de Uruguay, Por primera vez en su historia, cinco de las principales calificadoras de riesgo otorgaron a los sudamericanos el “grado inversor”.

4. Se reunieron con el intelectual más reconocido del planeta en la actualidad

El lingüista y filósofo Noam Chomsky se reunió con el ex presidente uruguayo Pepe Mujica en el quincho de Varela para rodar un documental sobre la vida de ambas figuras y el pensamiento que tienen sobre temas de actualidad. En su agenda, el estadounidense planificó también hablar sobre otros temas de profundidad con el sudamericano.

AMLO tuvo una reunión privada en marzo de este año con Chomsky, misma en la que conversaron largamente y a profundidad, declarando el tabasqueño que ostentan simpatías mutuas. Tal viaje de Chomsky a Sonora, tuvo la única intención de hablar con AMLO.

5. Los más necesitados nunca los pusieron en aprietos y demostraron su humanidad

Para Ustedes y para mí no es la gran “proeza” la convivencia y el entendimiento con sectores vulnerables, pero para la clase política ello representa un tabú solamente observable tras de un montaje de por medio.

AMLO tuvo un encuentro con un vendedor ambulante en el que fue difundida una imagen en diversas redes en la que se apreciaba una falta de humanidad con un vendedor ambulante; pero esto no pudo ser más lejano de la realidad. De hecho, el hoy candidato presidencial (como se observa en la secuencia de fotos) detuvo su andar para abrazar a dicha persona en una muestra de conmiseración.

La historia de Mujica sin embargo, aunque similar, tuvo mayor impacto emocional. Tras de que un mendigo le dijera “Dame una moneda Pepe”, el entonces mandatario sacó su cartera, le dio un billete y le replicó: Mirá, monedas no tengo (sino billetes), pero no llorés“, con su marcado acento uruguayo.

6.  Viajan en aviones comerciales

AMLO tuvo como una de sus principales banderas de campaña el combate a la corrupción y al dispendio para la frivolidad.  Es por esa razón que dijo, vendería el avión presidencial cuyo costo asciende a 7 mil 500 millones de pesos (375 mdd) y que seguiría viajando en aviones comerciales como lo hace en campaña.

Precisamente una de las figuras presidenciales -porque no es el único-  que viaja en aviones comerciales fue Pepe Mujica, quien, sobre decirlo, nunca llegó tarde a un evento importante derivado de dicha condición.

7. No utilizan guardia personal en sus viajes

Tal vez como una consecuencia de lo anterior o simplemente una congruencia del discurso con el acto, Pepe Mujica no utilizó guardia personal en sus viajes -aunque tenía 4 escoltas en su país para eventos oficiales y dos en el caso de resguardar su casa-.

En el caso de AMLO, la problemática para la guardia presidencial será la misma: el mexicano se opone a la protección bajo el argumento de que “es el mismo pueblo quien lo protegerá” y en campaña rehúsa de recibir protección, si bien, aunque sea de lejos, por lo menos el CISEN hace guardia y como mandatario, lo harán las instituciones correspondientes pese a su negativa.

8. Rechazan también un trato preferencial para vivir en la casa de gobierno

Desde hace 12 años que AMLO está en campaña presidencial con dos derrotas a costa -con tintes de fraude electoral, según el laureado científico Jorge López Gallardo-, ha afirmado que no vivirá en La Residencia de Los Pinos, aunque no se sabe a ciencia cierta si le será permitido vivir en su modesta vivienda en la Ciudad de México como desea o bien, le será “sugerido” mudarse a una ubicación menos decorosa pero en la que haya al menos una vigilancia estricta.  

Por su parte, a la Residencia del ex presidente José Mújica sólo se puede llegar si se está siendo guiado por alguien, pues quien buscara por su cuenta, pasaría desprevenido frente a “La Chacra”, de idéntica forma que por sus características, no podría ubicarse el hogar de AMLO si bien en el caso del uruguayo la zona que habita es mucho más “pobre” -el camino es de terracería, a diferencia del de AMLO donde si bien hay baches por no ser tan concurrido, está pavimentado-.

9. La austeridad como forma de vida y la negación al consumismo

La presidencia de Mujica estuvo marcada, desde el principio, por su ejemplo de austeridad: vivió su presidencia como ha vivido su vida, de forma sencilla y sin mucho protocolo -incluso siendo criticado por la falta de formas antes eventos oficiales-.

 El caso de AMLO también es excepcional no por sostener el mismo nivel de vida del sudamericano, sino porque en México se está acostumbrado a que aún los funcionarios menores, suelen ostentar propiedades y vehículos muy por encima de sus ingresos estimados -casi siempre debido a la corrupción con la que se conducen-. AMLO vive en una casa tipo (Infonavit) en la CDMX en un fraccionamiento popular e incluso, como se apreció en la visita de un presentador de noticias de TV Azteca, ostenta bienes más bien propios de una clase media-baja (en la misma, el conductor se metió hasta su clóset y constató la existencia de sólo tres trajes y tres corbatas).

 10. Realizan donaciones a título personal

Ante la tragedia del último terremoto registrado en México, AMLO donó de su cuenta personal 800 mil pesos (40 mil USD) para damnificados y exigió a los correligionarios del partido que presidió, la donación de una parte de su sueldo para la construcción y operación de universidades públicas.

Sin embargo, aunque en el caso de Mujica no hubo tal llamado hacia sus huestes, su ejemplo incluso hace palidecer al del tabasqueño: durante su mandato, Mujica donó casi 90% de su sueldo para caridad y según su última declaración de bienes tiene con Topolansky (su esposa) un patrimonio de unos 200 mil USD.

10+1. Están muy lejos del socialismo pero muy cerca de la social-democracia

Pese a que en el mundo no hay un solo país que haya implementado un sistema económico socialista de rigor -aunque sí muchas tiranías (no todas) donde se justificó la usurpación con esta doctrina-, tanto Mujica como AMLO han manifestado, y más importante “actuado”, en los diversos cargos que les han sido conferidos la no creencia de dicha doctrina económica.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *