Rabobank: La otra cara del lavado de dinero

 

Foto: Google Street view

 

Por Dianeth Pérez Arreola

AMSTERDAM. “El lavado de dinero no es un delito sin víctimas de derechos humanos”, argumentó la organización internacional SMX Collective en Países Bajos, que demandó este jueves 2 de febrero se abriera una investigación contra el banco holandés Rabobank y sus gestores por los delitos de blanqueo de capitales ocurrido en la sucursal de Calexico, California, y por consecuencia, por posibles violaciones a los derechos humanos en México a cargo de los cárteles de la droga.

SMX Collective está conformado por activistas de México y Países Bajos, y la demanda la lleva el bufete de abogados Prakken d’Oliveira, especialista en representar casos de violaciones a los derechos humanos ante tribunales internacionales.

“La acusación es por el delito de lavado de dinero, punible de acuerdo a los artículos. 420bis, 420ter y 420quater del código penal neerlandés, y la participación en una organización cuyo propósito es cometer delitos, incluidos los delitos internacionales punibles en virtud del art. 140 del código penal (en relación con, entre otros artículos 4 y 8 bis de la ley de delitos internacionales y los artículos 287 y 289 del Código Penal holandés). Los delitos fueron cometidos en Calexico (California) en el período de diciembre 2002 a enero 2015”, dice el documento en el que solicitan la investigación.

Los objetivos de la demanda son, uno: que el delito de lavado de dinero no quede impune, ya que hasta ahora las instituciones bancarias acusadas de blanqueo han zanjado sus procesos legales mediante el pago de una multa, y dos: exponer y castigar a los bancos como co-partícipes de violaciones a los derechos humanos en México, pues al ofrecer esquemas de lavado a los cárteles de la droga, las instituciones financieras hacen posible el funcionamiento y la expansión del imperio económico de los cárteles.

Los clientes mantienen que una investigación es de interés general por la gravedad de los delitos cometidos. No sólo porque se trata de posible lavado de dinero realizado de manera estructural y durante un periodo largo, sino también porque ello ayudó en el sostenimiento de organizaciones criminales muy poderosas y violentas. Los cárteles de la droga mexicanos son culpables de crímenes contra la población mexicana, incluyendo crímenes de lesa humanidad, precisó el abogado Goran Sluiter.

De diciembre de 2002 a enero de 2015, la sucursal de Rabobank en Calexico lavó grandes cantidades de dólares según informaciones aparecidas en la prensa; Bloomberg detalló como camiones blindados acudían con frecuencia a esa filial ante el enorme flujo de efectivo, y destaca que de las 119 sucursales de Rabobank en California, la de Calexico destacaba por los frecuentes y elevados depósitos que recibían de clientes del otro lado de la frontera. Cabe destacar que Calexico es una ciudad de 40 mil habitantes cuya economía se basa en el comercio y la agricultura.

Actualmente las autoridades de Estados Unidos investigan las acusaciones de lavado de dinero por parte de la filial de Rabobank en Calexico, cerrada desde enero de 2015. Los representantes del banco holandés se han limitado a decir que están cooperando con la investigación americana y declinan hablar sobre el tema.

Hay jurisdicción sobre la conducta de Rabobank en los Países Bajos, porque es un banco neerlandés. Además, existen razones por las cuales la fiscalía neerlandesa no debería esperar los resultados de la investigación estadounidense. La investigación estadounidense no se extiende hacia sospechosos neerlandeses y es probable que la investigación no cubra las consecuencias del lavado de dinero para la población civil mexicana, explicó el abogado.

Las autoridades estadounidenses tienen evidencias de que algunos empleados del banco impidieron los controles internos usados para revisar cuentas de clientes y reportar operaciones sospechosas. Parte de esta dinámica se produjo bajo la vigilancia de un funcionario protegido después por Rabobank, según Bloomberg.

Además el banco ya había recibido varias advertencias sobre fallos en sus protocolos anti lavado de parte de las autoridades de Estados Unidos, y al parecer no tomó las medidas pertinentes; además Rabobank redujo su plantilla en las oficinas responsables de revisar transacciones financieras sospechosas.

Conferencia de prensa de activistas mexicanos y holandeses por los derechos humanos en México Foto: SMX Collective

Controles anti-lavado y su efecto

El presidente de México, Felipe Calderón, promulgó en 2012 la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, con la que trató de frenar el lavado de dinero mediante la restricción de  depósitos en dólares así como límites a depósitos en efectivo y restricciones al uso de efectivo en operaciones relacionadas con la adquisición de bienes. Estas limitaciones provocaron que los negocios y particulares en la frontera, utilizaran los servicios de los bancos establecidos en Estados Unidos. Los cárteles también lo hicieron.

En 2015 inició finalmente el intercambio de información financiera entre Estados Unidos y México, pactada desde 2010. A partir de ese año Estados Unidos informaría a México sobre las cuentas de ciudadanos mexicanos en ese país, y viceversa. Así el Sistema de Administración Tributaria pudo rastrear ingresos no comprobados en México. Luego vino una fuerte restricción de Estados Unidos para tener cuentas en ese país por parte de ciudadanos mexicanos. Esto fue la estocada final para los bancos en Calexico, y en 2015 abandonaron la ciudad dejando solo a Wells Fargo.

Armando Real, alcalde de Calexico señaló que el cierre de los bancos en esa ciudad afectó la economía local, pues la gente que entraba caminando desde Mexicali gastaba dinero en los comercios y restaurantes de la ciudad. Fue una decisión a nivel federal para la cual no nos tomaron en cuenta, comentó en entrevista telefónica, y los habitantes se ven obligados a ir a las ciudades vecinas, ya que el único banco de la ciudad no se da abasto.

Rodrigo Llantada, presidente de Coparmex Mexicali manifestó que con el cierre de bancos en Calexico y la restricción para tener cuentas ahí por parte de residentes en México, se afectó tanto a empresas como a particulares. “La banca mexicana en la frontera opera cuentas en dólares, por lo que técnicamente fue resuelto el tema. Actualmente Wells Fargo opera cuentas en dólares para personas físicas. En el caso de nosotros nos han preservado las cuentas de la empresa por el historial de muchos años que se tiene con los bancos en Estados Unidos”, explicó.

¿Confían los empresarios en los servicios de la banca en México?, se le preguntó. Absolutamente, dijo. Es una banca que cuenta con todas las garantías de operación y de seguridad necesarias para competir y al ser en su mayoría propiedad de extranjeros, se han puesto en marcha prácticas de protección internacionales.

Otros casos

El banco Wachovia sabía el riesgo que había en trabajar con casas de cambio mexicanas, que son uno de los negocios más recurridos para lavar dinero del narco. A través de las casas de cambio lavaron 110 millones de dólares, actividad que Wachovia fue incapaz de detener y además falló también en el monitoreo de transacciones a través de esas casas de cambio por un valor de 420 billones de dólares entre 2003 y 2008.

Wachovia fue comprado por Wells Fargo a finales de 2008, y pagó 160 millones de dólares para resolver  la investigación criminal. Nadie fue a la cárcel. La investigación describe como los cárteles usaron cuentas bancarias en Wachovia para comprar aviones, de los cuales al menos cuatro de ellos fueron interceptados por autoridades de Estados Unidos y México, cargados con más de 20 toneladas de cocaína.

El antiguo director de la unidad anti-lavado de Wachovia en Londres, Martin Woods, dejó su cargo tras la indiferencia de los ejecutivos del banco a sus advertencias sobre lavado de dinero por parte de cárteles mexicanos. “Si no ves la correlación entre el lavado de dinero en los bancos y las 22 mil personas asesinadas en México, te estás perdiendo algo”, cuenta Woods en el libro “Amexica” del periodista inglés Ed Vulliamy.

En otro caso emblemático, funcionarios del HSBC en México descubrieron en 2007 un esquema de lavado de dinero masivo con depósitos que sumaban más de mil millones de dólares en diversas sucursales en el estado de Sinaloa en un periodo de dos años.

Este esquema de lavado de dinero se hizo en complicidad con capos del cártel de Sinaloa, y a pesar de saberlo, HSBC continuó aceptando depósitos en dólares. El HSBC fue investigado por autoridades de Estados Unidos por encontrar fallas en controles internos anti lavado. El caso terminó con la que ha sido hasta ahora la multa más alta en la historia: casi 2 mil millones de dólares. Nadie fue a la cárcel.

Denuncias y derechos humanos

Familiares de estadounidenses asesinados por cárteles mexicanos pusieron una denuncia contra HSBC en la Corte del Distrito Sur de Texas en 2016. La acusación precisa que el Grupo Financiero HSBC lavó en México y Estados Unidos millones de dólares que permitieron financiar las “actividades terroristas” de los cárteles de Juárez, Sinaloa y Los Zetas, en México, así como del cártel del Norte del Valle, en Colombia.

Ahora SMX Collective presenta una denuncia contra Rabobank por ayudar a los cárteles mexicanos a lavar dinero y ser co-responsables por las violaciones a los derechos humanos que cometen estas organizaciones criminales. En junio de 2016, el informe publicado por la Open Society Justice Initiative, "Atrocidades innegables, confrontar los crímenes de lesa humanidad en México”, proporciona un análisis de los crímenes generalizados y sistemáticos contra la población mexicana, incluyendo el asesinato, la desaparición forzada y la tortura, tanto por las autoridades mexicanas como por los cárteles de la droga.

El informe, basado en un análisis exhaustivo de los hechos y el derecho, llega a la conclusión de que los carteles de drogas son culpables de crímenes contra la humanidad en México. Al facilitar el lavado de dinero mediante complejos esquemas financieros, las instituciones bancarias juegan un rol principal en el desarrollo y la expansión de los cárteles de la droga.

¿Por qué no hay controles efectivos? Tal vez porque no se deseen. Antonio Maria Costa, quien fuera jefe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, dijo en 2009 que tenía evidencia que el dinero proveniente del crimen organizado era el único capital líquido de inversión para algunos bancos que estuvieron al borde del colapso en 2008.

El canciller del Reino Unido, George Osborne, intervino en 2012 para evitar cargos criminales por lavado de dinero contra el mayor banco de su país, el HSBC, alegando que de haber sido encontrado culpable, Estados Unidos hubiera podido revocar la licencia de operación del banco en ese país, lo que según  Osborne traería enormes riegos de desestabilización y desastrosas consecuencias a nivel mundial para el HSBC.

Para SMX Collective, llegó la hora de evidenciar la simulación con la que se investiga el delito de lavado de dinero y la facilidad con que se dan por zanjadas las acusaciones, pues al llegar a un acuerdo económico se termina la investigación. Dicha investigación se queda en el ámbito financiero, sin analizar el impacto social que sin duda tiene. No, el lavado de dinero no es un delito sin víctimas.

, , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply