Careo de Arturo Campos, suspendido por falta de traslado en Guerrero

Arturo Campos, Policía Comunitaria de Olinala, Guerrero, aún preso. Foto: detalle video
Arturo Campos, Policía Comunitaria de Olinala, Guerrero, aún preso. Foto: detalle video

Por Sergio Ferrer

TLAPA, Guerrero. El careo procesal diferido que se efectuaría entre 23 presuntos agraviados y el imputado por el delito de secuestro agravado,  Arturo Campos Herrera, consejero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC, se canceló debido  a que no se ejecutó el traslado de Campos, recluido en el CERESO de Ayutla de los Libres a Tlapa.

Los abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan a cargo de la defensa de  Campos Herrera, en voz de Rogelio Teliz,  denunciaron que la movilidad del imputado era responsabilidad  del director de Traslados de los Centros de Reinserción Social del Estado de Guerrero, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, a la cual exhortaron a  garantizar el acceso a la justicia y no entorpecer el desarrollo del proceso.

Aunque el oficio fue girado el 7 de septiembre y enviado por correo común, no hubo respuesta de la Dirección de Traslados por lo que en el juzgado de Tlapa se reprogramó para diciembre. Para Campos Herrera, quien se comunicó con reporteros vía telefónica, la situación tiene una carga política para mantenerlo preso a él y otros compañeros, “en Acapulco, el 13 de octubre no acudió el agente del Ministerio Público de la 4a Sala Penal, estamos buscando la libertad por la vía jurídica, no escondo nada pero el Estado coloca trabas a la justicia”, apuntó.

Al careo acudieron tres personas que fueron retenidas en una comunidad de Huamuxtitlán y trasladadas en su momento a la Casa de Justicia del Paraíso, adscrita a la CRAC-PC para cumplir un proceso de re-educación.

Campos Herrera, detenido en 2013 y llevado primero a un penal federal de máxima seguridad donde fue torturado sicológicamente,  y después de meses trasladado a Ayutla, está  acusado de los mismos delitos que le imputaban a la ex comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá Nestora Salgado García, actualmente en libertad.

El hombre na savi aseguró que conforme a lo que saben en la cárcel, la Policía Comunitaria sigue funcionando con una estrategia mejor que la del gobierno que no puede con la inseguridad y la delincuencia organizada en lugares como Acapulco o Chilpancingo. Llamó además a la población a defender la Ley 701 de Guerrero, ya que como ocurrió con su caso fue violada e ignorada por las autoridades del Estado, al igual que el Convenio 169 de la OIT y otros documentos que ha firmado el Estado Mexicano respecto a la autonomía de los pueblos indígenas.

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *